La exquisita renovación del XC60

La nueva entrega es algo másgrande, acogedora y sofisticadaque la que se despide. (Foto: Volvo)

La segunda generación del Volvo más solicitado prospera imitando al gran XC90, un ascenso de categoría que hace sitio al futuro compacto XC40 de finales de año

Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

La puesta al día del XC60 cumple las expectativas más ambiciosas. A Volvo le ha salido otro auténtico cochazo. La siempre delicada renovación del producto más vendido del repertorio depara una réplica a escala ligeramente menor del XC90, con el que comparte plataforma, estilo e innovaciones tecnológicas. Ese aumento de empaque y entidad, que también contagia al precio y lo aleja un poco más del gran público, deja hueco para un XC40 anunciado para finales de temporada. El XC60 propone, de momento, dos motorizaciones diésel (D4 de 190 CV y D5 de 235), dos de gasolina (T5 de 254 CV y T6 de 320) y una híbrida (T8 de 407 CV);todas se vinculan a tracción integral y a transmisión automática de ocho relaciones. La tarifa discurre entre 51.190 y 72.320 euros;en primavera saldrá una versión gasóleo D3 (150 CV) con tracción delantera y caja manual, que rebajará el umbral económico de acceso al modelo a 39.950 euros.

Con la recreación de su proyecto de SUV medio Volvo da un ejemplo de coherencia y sentido común aprovechando los recursos disponibles. Y esos no son otros que una moderna plataforma (la que sustenta a S90, V90 y XC90), un bagaje tecnológico de primer orden, ingredientes sazonados con el siempre grato y efectivo diseño escandinavo. De ahí que el XC60 parezca una reinterpretación algo comprimida de su hermano mayor. Por otra parte, el fabricante sueco ha decido posicionarlo un poco más arriba que su predecesor, cediendo así espacio para que el XC40, crossover compacto a punto de pisar la calle, tenga vía comercial libre.

La nueva entrega, que empieza a llegar a manos de sus primeros propietarios, es algo más grande y también más imponente. Ocupa 4,69 metros de largo, 2 de ancho con los retrovisores plegados y 1,66 de alto;tiene 2,86 metros de separación entre ejes y supera las dos toneladas (pesa entre 2.081 y 2.349 kg, según la versión). Aventaja a su antepasado en unos pocos centímetros, en algunos kilos y en numerosas cualidades.

Una de ellas es la satisfacción que el XC60 recién estrenado provoca en sus destinatarios. No se trata solo del impecable comportamiento dinámico del vehículo (que lo tiene), sino de la grata sensación que invade a quienes viajan a bordo del mismo. Buena parte del mérito recae los estilistas que han concebido el elegante y nada recargado interior del modelo. La calidad de los materiales empleados y el esmero en la confección son comparables a los que demuestran los modelos de gama alta que forman la serie 90.

Además, Volvo provee al XC60 de una generosa dotación de elementos que garantizan el bienestar y la seguridad personal. En este último apartado, verdadera seña de identidad de la marca, destaca la incorporación de varios recursos innovadores que luego se extenderán al resto de la gama.

El sistema ‘City Safety’ añade ahora una función de ayuda a la dirección, que se activa para esquivar el obstáculo en caso de que la aplicación automática de los frenos no fuera suficiente para evitar la colisión. El ‘City Safety’ es efectivo frente a vehículos, peatones y grandes animales;la nueva supervisión de la dirección actúa entre 50 y 100 km/h.

Otra de las sofisticaciones que incrementan la capacidad de protección del modelo es la que previene choques con vehículos que discurren en sentido contrario. Detecta y alerta de posibles salidas involuntarias del propio carril;si no hay reacción a tiempo del conductor, interviene sobre la dirección para recuperar la trayectoria y evitar la colisión frontal. Trabaja entre 60 y 140 km/h.

Asimismo, el sistema opcional de información de puntos ciegos, que advierte de la presencia de obstáculos en el ángulo muerto, se ha actualizado. Ahora incluye la posibilidad de actuar sobre la dirección para devolver el coche a su carril antes de impactar con el peligro oculto.

El equipamiento del XC60 es tan abundante como se espera en un automóvil que reclama más de cincuenta mil euros para empezar a hablar. La provisión de elementos del acabado inicial Momentum aumenta progresivamente en las ejecuciones superiores R-Design e Inscription, que evidencian la inequívoca condición Premium de la marca.

Secciones