“Nutrición y micronutrición;porque tan importante es cómo y cuándo comemos que lo que ingerimos en cada comida”

Pantxike Casquero combina en sus tratamientos los conocimientos de medicina estética con principios homeopáticos y nutricionales

Ainhoa Agirregoikoa - Martes, 10 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 13:08h.

BILBAO – La doctora Pantxike Casquero es toda una experta en medicina estética y también en homeopatía y nutrición. Su amplia formación y experiencia en estas especialidades médicas le permiten ofrecer a sus clientes servicios específicos en medicina general y medicina estética.

¿Qué aporta el punto de vista homeopático y micronutricional  en su consulta?

—Con el estudio homeopático conseguimos un conocimiento más amplio de  los deseos, aptitudes y emociones que puedan tener que ver con la relación con la comida o cualquier otra disfunción o patología del paciente. Además, podremos determinar dónde –por genética o epi genética a través del tiempo– vendrá a desarrollar un determinado temperamento, carácter o constitución con tendencia a bloquear o enfermar de un sistema u órgano.

Es una gran ventaja para saber cómo actuar, ¿no es así?

—Nos permite ver el síntoma como una manifestación de todo un sistema alterado. El estudiar y tratar el problema de forma global con el remedio homeopático adecuado nos ayuda a conseguir la recuperación integral y de forma natural de su salud.

¿Y si no se trata el problema de forma global?

—De otra manera, con el tiempo irán apareciendo otros picos de iceberg, otros puntos de afección de su organismo. Si los tratamos cada vez de forma aislada, y suprimiendo los síntomas que nos alertan de la necesidad de recuperar un equilibrio saludable, irán poco a poco animando más su propia resistencia a la pérdida de peso u otras patologías. Para ello a veces prescribo –si creo necesaria la complementación– micronutrientes, probióticos o prebióticos que mantengan una flora intestinal o microbiota adecuada junto con la dieta personalizada elaborada a partir de un test de intolerancia alimentos. Toda esta batería de tratamientos,  además de las recomendaciones de ingesta de alimentos según en que momento del día sea mejor para digerirlos y adaptarlos al ritmo de  vida de cada uno, y fisiológicamente, al ritmo de las secreciones de hormonas, enzimas, que nuestro organismo  produce de forma fisiológica y natural. 

¿Para qué personas está indicado este procedimiento?

—Es muy interesante aplicarlo en aquellos casos donde sospechamos un síndrome de resistencia a la insulina, que suele darse en pacientes que ingiriendo las calorías adecuadas lo hacen fuera de los picos de secreción que tenemos, y por lo tanto, agotan antes el sistema. También para cualquier persona que presente por patología asociada o no trastornos en la alimentación.

¿Por qué la ritmo nutrición?

—Porque de forma fisiológica, nuestro organismo desde hace miles de años se rige en la producción de enzimas, hormonas... por los ciclos de luz y oscuridad del día y la noche.

¿Me puede ampliar esa explicación?

—Por mucho que la luz eléctrica nos permita estar despiertos a las 3.00 de la madrugada y comer un bocadillo de chorizo o un pastel, a esas horas nuestro organismo no está preparado para digerirlo igual que a las dos del mediodía. Es decir, que muchas veces esa inestabilidad de su apetito, determinados disturbios emocionales o incluso el insomnio o cambios hormonales se pueden deber, no solo a un aumento en la ingesta de calorías sino también a una alteración en el ritmo y la calidad adecuada de la referida ingesta.

O sea, cada alimento se asimila de diferente manera.

—Quiero decir que la calidad de lo que comemos y el tipo de nutrieres (grasas, proteínas, hidratos de carbono) y micronutrientes (hierro,  magnesio, vitaminas...) que lleva  cada alimento determinará la posibilidad de síntesis o creación de otras sustancias necesarias para el equilibrio de nuestro propio sistema nervioso, endocrino, digestivo o cardiovascular.

Cuando hablamos de macronutrición o micronutrición. ¿A qué nos  referimos?

—Estamos acostumbrados a hablar de alimentos y pesos. Conocemos los macronutrientes que aporta la carne, por ejemplo, que serían las proteínas y las grasas, o en el caso de los cereales como el arroz o el trigo que nos aportan los hidratos de carbono y sabemos las calorías que ingerimos según estas cantidades de nutrientes. Sin embargo, luego hay unos elementos que vienen en pequeñas trazas con los alimentos que son Hierro, Magnesio... Estos últimos, aunque no aportan calorías sí que son necesarios para el equilibrio de nuestro propio sistema nervioso, endocrino y digestivo, ya que de no ingerirlos o absorberlos correctamente podrían influir en nuestra no pérdida de peso.

Entonces, ¿por qué la microbiota?

—Porque hablando de la absorción de estos alimentos con sus micronutrientes y macronutrientes, a veces sucede que consumiéndolos en su cantidad y calidad correctas no somos capaces de absorber bien lo que nos aportan. Se trataría de casos en los que tendríamos alterada la microbiota intestinal y la permeabilidad de las mucosas, que en definitiva son las que permiten entrar y salir o retener y metabolizar correctamente a los nutrientes o toxinas de nuestro organismo.

¿Cómo ayudan a perder esa grasa localizada los diferentes tratamientos de masajes o aparatos que aplica en su centro de estética?

—Tanto el LPG como el Exylis con radiofrecuencia y ultrasonidos, son aparatos que ayudan a movilizar la grasa en zonas profundas. Se trata de zonas que salvo ayuno severo, no vamos a ser capaces de movilizar. De esta manera, aumentando la perfusión y temperatura de esos tejidos aumentamos su necesidad de obtener la energía, quemando y movilizando la grasa almacenada en los adipocitos de ese lugar. Esto es especialmente efectivo al actuar sobre la grasa abdominal, tan relacionada con otras patologías crónicas y que todos sabemos lo difíciles que son de perder a pesar de hacer bien una dieta.

Obtuvo también el máster de medicina estética, lo que le convierte en un referente en el tratamiento de las alteraciones estéticas en la piel.

—Así es. En nuestra consulta ofrecemos varios tratamientos gracias a los cuales  corregimos manchas, couperose (pequeñas venitas en la ara), rosácea o las propias arrugas dentro de programas de rejuvenecimiento cutáneo.