acuerdo entre PNV, EH Bildu, e. Podemos y PSE

El Parlamento Vasco abre la puerta a una ley Vasca de Memoria Histórica

El Parlamento ha aprobado hoy una iniciativa acordada entre PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE-EE, que ha contado con el voto en contra del PP, en la que se abre la puerta a la tramitación de una Ley Vasca de Memoria Histórica Integral.

EFE - Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 15:20h.

GASTEIZ. Los cuatro grupos han transado una enmienda a una proposición no de ley presentada por nacionalistas y socialistas, después de que la pasada semana el pleno de la Cámara rechazase una Proposición de Ley de Memoria Histórica de la coalición abertzale, que solo fue respaldada por la formación morada.

A través del texto aprobado hoy el Parlamento de Vitoria solicita al Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Gogora, que elabore en el plazo de ocho meses un informe que identifique las necesidades de las políticas públicas en este ámbito y las "potencialidades y carencias" del actual marco normativo.

Partiendo de este informe, la enmienda señala que la Cámara autonómica, "acometerá, en su caso, una Ley Vasca de Memoria Histórica Integral", que recoja el trabajo de los movimientos memorialistas, que tome en cuenta la opinión técnica de entidades académicas y que garantice la participación de dichos agentes en el proceso normativo.

Además, la Cámara ha denunciado los "reiterados incumplimientos" de la ley estatal y ha instado a las instituciones a tener una actitud activa en favor de que se cumpla.

El PP ha sido el único grupo que se ha posicionado en contra de esta propuesta, no porque "se resista a ninguna ley de memoria histórica", según el popular Carmelo Barrio, sino porque considera el texto "innecesario" y porque este partido tiene la "obligación" de defender "la legalidad constitucional".

"Si alguien quiere traer una ley que la traiga ya para que se pueda debatir con tiempo. No vamos a eludir ningún debate y vamos a ser constructivos, pero con nuestros criterios", ha subrayado.

Iñigo Iturrate (PNV) no ha dado por hecho que el proceso que comienza hoy acabe con una ley, aunque ha dejado claro que su partido seguirá trabajando para que "las víctimas del franquismo no sean sepultadas bajo el manto del silencio" porque el PNV "va en serio con el tema".

Ha defendido que el de hoy es un acuerdo positivo que "va a abrir la puerta" a seguir avanzando en políticas de memoria "desde el acuerdo" y ha precisado que "lo que venga después, si tiene que venir, no será una ley con las condiciones del PNV".

Julen Arzuaga (EH Bildu) ha criticado la "postura fraudulenta del PNV" por aceptar que haya una norma, "pero con sus condiciones", que para este parlamentario, han sido el "peaje a pagar para que haya una ley".

"Hemos firmado la transaccional porque entendemos que estamos más cerca de la ley. Por fin parece que estamos en marcha. Tras el informe vendrá una ley, no se me ocurre en qué caso no podría venir", ha manifestado Arzuaga, que ha dicho que trabajarán para que la norma sea lo "más ambiciosa posible".

Desde Elkarrekin Podemos, Jon Hernández ha acusado al PNV de "maniobrar tácticamente" porque, a su juicio, no quería una ley que no hubiese planteado el Gobierno Vasco.

No obstante, ha indicado que su grupo no tiene problemas en que se "encarguen todos los informes que haga falta" para que haya una norma que nace de la "voluntad mayoritaria de la sociedad vasca y de esta Cámara".

Por último, la socialista Rafaela Romero se ha congratulado porque las formaciones han dejado a un lado posiciones partidistas para firmar la transacción y "sustituir el nosotros por ellas, por las víctimas del franquismo".

Se ha mostrado a favor de que haya un marco legal vasco en esta materia y ha deseado que el consenso alcanzado hoy se mantenga cuando llegue el informe encargado a Gogora.