convivencia y autogobierno

El PP se excluye de los consensos en el Parlamento Vasco

Todos los partidos salvo el ‘popular’ negocian un texto que abre la vía para una ley vasca de Memoria Histórica
El texto reconduce el enfrentamiento de la semana pasada

Txus Díez - Viernes, 16 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Gasteiz - Viene siendo una cuestión recurrente a lo largo de la legislatura, casi siempre en aspectos relacionados con la convivencia y el autogobierno, y ayer se volvió a repetir. En un Parlamento Vasco que cada vez aúna más consensos en torno a estas materias, el PP volvió a quedarse solo, en esta ocasión con motivo de la aprobación de una moción que supone el primer paso para alumbrar una Ley vasca de Memoria Histórica. Los populares decidieron en su día no participar en la ponencia de Memoria y Convivencia de la Cámara y ayer tampoco quisieron sumarse al acuerdo, pues a juicio del parlamentario Carmelo Barrio es “innecesario” y se sirve de un lenguaje que no es “positivo”.

Se refería Barrio a la “denuncia” de “los reiterados incumplimientos” de la Ley española de Memoria Histórica. “Denunciar no es la palabra, tendríamos que estar denunciando permanentemente incumplimientos de las administraciones, de este Gobierno, de todos los demás y de leyes de este mismo Parlamento. Creo que hay que afinar un poco más a la hora de arbitrar iniciativas”, afirmó Barrio, que aseguró observar “un debate un tanto ficticio con estas cuestiones y bastante pose”.

Barrio además considera que la enmienda insta al Instituto de la Memoria, Gogora, “a realizar las funciones que creíamos ya tiene atribuidas por ley”. En ese sentido, el texto pide a Gogora elaborar, en ocho meses, un informe que “identifique las necesidades que las políticas públicas de memoria histórica” pueden presentar. Dicho documento deberá analizar las “potencialidades y carencias del actual marco normativo e institucional para responder a las necesidades que resulten identificadas”, y con el mismo el Parlamento de Gasteiz acometerá, “en su caso”, una ley vasca de memoria histórica integral.

Ese “en su caso” fue clave, en palabras del parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández, para sacar adelante el texto, pues según afirmó el PNV no quiso comprometerse a garantizar la aprobación a medio plazo de la ley.

En todo caso, la enmienda transaccional de ayer recondujo un enfrentamiento creado a raíz de la doble negativa del Gobierno Vasco a tramitar sendas propuestas de Elkarrekin Podemos y EH Bildu, la primera para anular sentencias de tribunales franquistas y la segunda, debatida la semana pasada, para aprobar precisamente una Ley vasca de Memoria Histórica.

Por su parte, el parlamentario del PNV Iñigo Iturrate aseguraba no sentirse obligado a “dar el visto bueno a una proposición de ley que nos parecía radicalmente mala y negativa”. La socialista Rafaela Romeroresaltó el “esfuerzo de consenso” realizado, y por último, por parte de EH Bildu Julen Arzuaga señaló que su formación podía “haber invocado agravios” para oponerse al acuerdo, pero “nosotros no somos así, no somos como ustedes”, dijo dirigiéndose al PNV.

elkarrekin podemos