Damián Suárez marca su primer gol, y es un golazo

Lunes, 16 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

GETAFE: Guaita;Damián Suárez, Djené, Bruno, Cabrera;Portillo, Flamini, Fajr, Amath (Min. 86, Antunes);Remy (Min. 61, Sergio Mora) y Ángel (Min. 76, Jorge Molina).

ESPANYOL: Pau López;Marc Navarro;David López, Hermoso, Dídac;Carlos Sánchez (Granero, min. 65), Darder;Melendo (Sergio García, min. 70), Jurado (Piatti, min. 57), Baptistao;y Gerard Moreno.

Gol: 1-0: Min. 54;Damián Suárez.

Árbitro: Mélero López. Mostró cartulina amarilla a Ángel, Amath, Jorge Molina y Sergio Mora del Getafe;y a Darder y David López, del Espanyol. Expulsó a Flamini por doble amonestación (min. 58 y 61).

Incidencias: C. Alfonso Pérez, 10.593 espectadores.

getafe - Un golazo del uruguayo Damián Suárez dio la victoria al Getafe para sellar prácticamente la permanencia, salir de la intrascendencia en la que estaba inmerso y mantener un pequeño hilo de vida en su sueño europeo.

Sin duda, Damián fue el protagonista de la tarde en un partido aburrido en casi todas sus fases. El lateral derecho del Getafe fue el único capaz de sobresaltar a su público con un zapatazo impresionante desde 35 metros que sacó las telarañas de la escuadra derecha de la portería de Pau López. Fue su primer tanto en los 104 partidos que ha jugado desde que llegó al conjunto del sur de Madrid. Pero no pudo ser mejor, un golpeo tremendo en un escenario, el Coliseum Alfonso Pérez, que acogió uno de los duelos aparentemente intrascendentes de la jornada.

El Getafe, prácticamente salvado y con sus aspiraciones europeas casi liquidadas, recibía al cuadro de Quique Sánchez Flores, dos puntos por debajo y en una situación similar.

El premio de la victoria proporcionaba dignidad a ambos equipos, que con anterioridad apenas habían ganado un partido de los últimos cinco que disputaron antes de la cita del Coliseum. El conjunto periquito jugó a una marcha menor que el Getafe. Los hombres de Quique Sánchez Flores no dispararon ni una vez a portería en los primeros 45 minutos. Fue un equipo espeso, romo, con pocas ideas y superado por el de José Bordalás, que se encargó de proponer el poco fútbol que se vio sobre el césped del Coliseum. El Getafe mereció más, pero se fue al vestuario sin premio.

Entonces, en el primer cuarto de hora de la reanudación, apareció Damián Suárez para marcar el gol de la jornada con un auténtico trallazo que reventó la escuadra derecha de la portería de Pau López.

Sólo Gerard Moreno, con un disparo desde dentro del área que salvó Leandro Cabrera, pudo empatar un encuentro que casi siempre dominó el Getafe hasta la expulsión de Flamini. - J. J. Lahuerta