en la asamblea de la patronal de Bizkaia (cebek)

Urkullu pide a las empresas vascas un esfuerzo para aumentar los salarios

El lehendakari reclama un esfuerzo para consolidar el proceso iniciado de "adecuar la remuneración" de los trabajadores

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado, ante un grupo de empresarios reunidos con motivo de la asamblea de Cebek, un esfuerzo para consolidar "el proceso, ya iniciado este año por muchas empresas", de adecuar la remuneración de los trabajadores, teniendo en cuenta "la situación de cada empresa individual".

EP - Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 17:13h.

BILBAO. Asimismo, ha defendido la necesidad de sumar fuerzas para "garantizar la estabilidad institucional porque es "un bien común" que hay que "preservar".

Urkullu ha presidido este miércoles en Bilbao el almuerzo desarrollado con motivo de la Asamblea General de Cebek, al que ha acudido junto a la consejera de Desarrollo Económico e infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, y la consejera de Trabajo, María Jesús San José.

Durante su intervención ante los alrededor de 300 representantes empresariales vascos, Urkullu ha analizado los "retos para el futuro que se deben abordar, entre ellos, el de los recursos humanos, que es el elemento "fundamental que nos hace diferentes, que nos hace más o menos competitivos".

"Si esto es así y, considerando lógicamente la situación de cada empresa individual, creo que corresponde hacer un esfuerzo para consolidar el proceso, ya iniciado este año por muchas empresas, de adecuar la remuneración de los recursos humanos", ha reclamado.

En su opinión, éste es un proceso que "debe tener continuidad" porque "mejorar la calidad del empleo y transformar los contratos temporales en indefinidos significa arraigar la idea de la empresa como proyecto común". "Si tenemos mejor empleo, tendremos mejores empresas, más competitivas, comprometidas y consolidadas", ha dicho.

ACUERDO CON CONFEBASK

Urkullu ha recordado que el Gobierno Vasco ha firmado un Acuerdo Marco con las organizaciones empresariales, "para responder al reto de más y mejor empleo". "Este país debe dar respuesta a las 100.000 personas que las empresas van a necesitar en el horizonte de 2020", ha indicado.

Según el lehendakari, el acuerdo permite adecuar los programas de formación y cualificación, de inserción laboral de desempleados y de empleo juvenil. "Corresponde a los empleadores definir los perfiles que necesitan y a la Administración dar respuesta a sus necesidades, para que no quede un solo puesto de trabajo sin cubrir", ha explicado.

Urkullu ha asegurado que el acuerdo "está abierto" y ha reiterado su voluntad de "sumar, de favorecer la participación de otras organizaciones y agentes sociales". "Reitero el llamamiento a las centrales sindicales, todas, para que se incorporen a los ámbitos de diálogo tripartito y, especialmente, a la llamada Mesa de Diálogo Social porque en este foro se debe producir el contraste, seguimiento y ejecución del Acuerdo Marco", ha instado.

El lehendakari ha trasladado a Cebek que tenía "muy presentes" los contenidos de la reunión que mantuvo con su comité ejecutivo en julio del año pasado, entre ellos, el de "consolidar" la imagen social positiva de la empresa;impulsar la igualdad y la incorporación de la mujer a la empresa;extender la FP Dual;reformar Lanbide o mantener la concertación y el Diálogo Social, así como consolidar una fiscalidad que responda a la sostenibilidad del estado de bienestar y la contribución a la competitividad empresarial.

ESTABILIDAD INSTITUCIONAL

También ha recordado que compartieron el reto de "garantizar la estabilidad institucional para asentar el crecimiento y seguir generando oportunidades de empleo". "Este es el bien común que deseamos preservar.

Se trata de sumar y colaborar, de aunar fuerzas. Se trata de aplicar un concepto tradicional de nuestra cultura que encuentra plena vigencia en la situación actual: 'auzolana', trabajar juntos en pos del bien común", ha añadido.

Urkullu también ha hecho alusión en su discurso al "reto tecnológico" ante la actual "revolución industrial y empresarial". "Tenemos que estar preparados y situarnos a la cabeza del pelotón", ha señalado.

El lehendakari ha indicado que desarrollar la Estrategia de especialización inteligente RIS 3 Euskadi ha supuesto comprometer una inversión de 11.000 millones de recursos públicos y privados hasta 2020. Ha añadido que "pasado el ecuador del plan estratégico", se cumplen las expectativas, pero ha evitado la "autocomplacencia". 

"Tenemos que dar un nuevo impulso para situarnos en la vanguardia de la innovación", ha añadido. En este sentido, ha destacado que hay un compromiso de un incremento anual del 5% de presupuesto público a I+D hasta 2020.

También ha citado el reto de la transformación de las organizaciones, y ha defendido pasar del "modelo de confrontación al de cooperación" porque organizaciones y empresas deben "avanzar y adecuarse al nuevo tiempo".

A su juicio, no resulta eficiente afrontar el siglo XXI "con modelos de empresa y relaciones laborales derivados de la pasada revolución industrial".

"Conceptos como mano de obra, patronal, confrontación capital-trabajo, responden a esquemas del pasado. Tenemos que situarnos en un nuevo modelo basado en la colaboración y la implicación. Un modelo de empresa más inclusiva y participativa. Nos corresponde promover una nueva cultura, haciendo partícipes de la gestión y los resultados a todas las personas que forman parte de la empresa, entendida como proyecto común", ha destacado.

Urkullu ha indicado también que la globalización está creando un mundo "demasiado grande, competitivo y exigente" como para afrontarlo de forma individual, por lo que "una sola empresa, incluso considerada grande, es una gota de agua en el océano de la competitividad global".

El lehendakari ha afirmado que "nada será como antes de la crisis" y "todo ha cambiado y seguirá cambiando". "Somos conscientes de las carencias pero, tras cuatro años de crecimiento, el rumbo es positivo y, si sabemos adaptarnos, seguiremos mejorando", ha indicado.

"SITUACION FAVORABLE"   

Urkullu ha defendido que Euskadi se encuentra en "una situación favorable" y "avanza y crea empleo". Ha destacado que se ha superado la última crisis y el PIB "lleva creciendo ininterrumpidamente 17 trimestres" y las previsiones para 2018 y 2019 son de crecimientos del 2,6 y del 2,2%, respectivamente.

Además, ha asegurado que, desde un punto de vista económico, en 2015 Euskadi recuperó el PIB de antes de la crisis en términos absolutos, 68.500 millones, y en 2017, consiguió "el más elevado de la historia, 73.000 millones".

También ha destacado el comportamiento de la industria, con una evolución positiva desde 2014 y un crecimiento del 3,6% en el primer trimestre, así como el de las exportaciones, con "cifras récord de 23.800 millones el pasado año".

Esta "positiva evolución" se ha reflejado en la creación de empleo, y ha adelantado que la previsión del Gobierno "es un incremento del 1,9% del empleo este año y del 1,4% en 2019". No obstante, ha advertido de la existencia de "efectos colaterales de la crisis que aún persisten" y ha apuntado a "las dificultades en términos de empleo, recuperación del tejido productivo e innovación".

Respecto al empleo, ha recordado que el objetivo es situar la tasa de paro por debajo del 10% en la presente legislatura y "crear más y mejor empleo". "No daremos la crisis por superada hasta recuperar todos los empleos perdidos. El objetivo es incorporar 37.000 personas afiliadas más a la Seguridad Social, de forma que alcancemos las 980.000 de julio de 2008", ha apuntado.

Por otra parte, ha lamentado las "carencias en el tejido empresarial" y ha señalado la necesidad de "seguir haciendo un esfuerzo para incentivar la creación de 5.000 nuevas empresas y recuperar el tejido empresarial previo a la crisis". También ha defendido que la innovación debe tener un lugar prioritario de la agenda empresarial e institucional.