hoy puede ser un día clave

La Naval y Van Oord analizan hoy cómo acabar la draga

Trabajadores del astillero, durante una concentración.Foto: Juan Lazkano

Los bancos ultiman sus propuestas de financiación y estudian los riesgos

A. Diez Mon - Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 09:08h.

BILBAO - La Naval de Sestao afronta hoy un día que puede ser clave para resolver la incógnita en torno a la financiación del último barco del astillero. Los seis bancos implicados en el convenio “tienen voluntad” de apoyar al astillero y al armador para la finalización de la draga en Sestao y todo apunta a que esta misma mañana presentarán sus propuestas de financiación, aunque en algunos casos ese paso podría retrasarse hasta mañana.

Fuentes cercanas al proceso explicaron ayer a DEIA que hay entidades que continúan analizando la operación en sus departamentos de riesgos, de forma que, pese a que las seis han mostrado su compromiso de sumarse al proyecto, podría darse la circunstancia de que algún banco no dé finalmente el paso. Además, también falta el visto bueno definitivo del armador, Van Oord, a las propuestas que le sean planteadas.

Tras ampliar dos días el plazo, Van Oord habría conseguido que todas las entidades financieras se sumen al grupo del sí. Sin embargo, todavía se desconocen las condiciones de los préstamos de cada banco y es posible que el armador considere que no se ajustan a sus necesidades. La Naval y Van Oord se reunirán hoy para analizar estas cuestiones, claves a la hora de finalizar la draga Vox Alexia.

Las fuentes consultadas consideran que ese encuentro a dos sería la antesala de una reunión con la banca que tendría lugar mañana. Con toda la información en la mano se decidirá el camino escogido para acaba el buque.

Si hay acuerdo con la banca para refinanciar la construcción, se pondrá el contador a cero, se concederán nuevos créditos y se retomarán los trabajos tras varios meses de parón. Es la opción más sencilla para acabar y entregar la Vox Alexia al armador, pero no la única. Van Oord se ha comprometido a finalizar la draga en el astillero vizcaino -su hermana gemela, Vox Amalia, está en fase de construcción en Santander- y, salvo sorpresa, La Naval tendrá carga de trabajo para veinte meses.

En cualquier caso, esa opción también debería llevar asociado un acuerdo con los bancos, ya que el armador ejecutará los avales en el momento en el que dé por fracasada la negociación para refinanciar el proyecto.

De llegarse a ese punto, Van Oord recibiría 42 millones de euros de la banca. Por su parte, la entidades se quedarían con el esqueleto de la draga y podrían subastarlo o traspasárselo al armador, que es el que más interés tiene en acabarlo. El pool bancario y Van Oord parecen, por tanto, obligados a entenderse y ahí es donde entra en juego el compromiso adquirido el lunes pasado para buscar una salida consensuada.

El acuerdo de refinanciación es el camino con menos obstáculos y la línea principal de trabajo en estos momentos. Kutxabank, Santander, Caixabank, Caja Rural de Navarra, Bankia y Sabadell mantienen abierta la puerta a un acuerdo. Algunos están más por la labor. O formulado de otra forma: las dudas son mayores en unos bancos que en otros. Si al final presentan una propuesta de financiación, la última palabra la tendrá el armador.

recuperación

Secciones