La “sangre fría” de Antoine Griezmann

Antoine Griezmann fue el gran protagonista de la final con dos goles y, además, fue nombrado mejor jugador del encuentro. (Afp)

El delantero francés recuerda que “me marché de casa a los 14 años para vivir estos momentos”

Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

lyon - Antoine Griezmann, la estrella del partido y autor de dos de los tres goles de la final, se convirtió en el referente del partido y mostró su inmensa alegría por el triunfo en Lyon, muy cerca de la ciudad que le vio nacer. Al respecto dijo en la cadena Bein Sports, que retransmitió el partido: “Cuando me fui de mi casa a los 14 años quería vivir estos momentos. Ojalá pueda ganar más. Ellos (por el Marsella) son un equipo que trabaja muy bien. Nosotros a los nuestro y hemos aprovechado cada error. Mis goles, han sido por la confianza o la sangre fría, no sé como llamarlo”, dijo.

En lsa misma cadena se pronunció Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, respondiendo a la enésima pregunta sobre el futuro del delantero galo con rotundidad. “Ha hecho un partido fantástico, ha marcado dos goles y estamos encantados y contentísimos. Griezmann es un jugador del Atlético de Madrid y punto”, afirmó el presidente.

Exultante simeone Quien estaba exultante era Diego Simeone, que tuvo que vivir tenso el partido desde un palco. “Somos un cuerpo técnico que hemos tenido la suerte de contar primero con hombres y después con deportistas que nos han dado la vida. Estos chicos nos siguen siguiendo. No es sólo la Europa League. Es mucho más grande. Es trabajo, esfuerzo, ser un equipo competitivo, volver a ganar... Es mucho mas que una Europa League”, clamó.

En esa idea insistió hasta tres veces en la rueda de prensa en el Parc OL de Lyon después de conquistar el torneo. “Esta temporada ha sido difícil, pero este triunfo de la Liga Europa es mucho más que la copa. Es el valor a la constancia, al trabajo, al insistir... Venimos de perder dos finales de Champions, una faltando dos minutos y otra por penales. La temporada pasada nos quedamos fuera en las semifinales y ésta nos reinventamos nuevamente en esta competición. En el partido del Arsenal, el equipo demostró hombría y empezó a ganar esta copa”.

La cruz de la moneda fue para Rudi García, entrenador del Marsella, quien sin embargo confesó que “no hay nada de que avergonzarse” por la derrota contra el Atlético de Madrid, al que calificó como “un gran equipo”, del que resumió que aprovechó un error para anotar el 0-1 y luego “elevó su nivel” en el segundo tiempo. Sobre todo lamentó la lesión de Payet “Cuando se lesionó el capitán, perdimos mucho”, admitió. - DEIA

Secciones