franja de Gaza

Las carencias médicas de Gaza obligan a trasladar a Egipto a los heridos graves

Veinte palestinos en estado crítico, de los 3.000 heridos, serán tratados en centros del país vecino

Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Gaza - Veinte palestinos gravemente heridos por fuego del Ejército israelí el lunes durante las protestas en la divisoria en la Franja de Gaza con Israel podrán cruzar el paso de Rafah y recibir atención médica en hospitales egipcios, informaron ayer fuentes médicas palestinas. “Nuestros hospitales en Gaza no pueden atender al enorme número de heridos que ha habido en las últimas siete semanas en la Franja”, señaló el director de Urgencias del hospital Shifa, en Gaza, Ayman Sahabani. “Estamos hablando de más de 3.000 heridos que necesitan urgentemente cirugías y operaciones médicas complejas”, agregó.

El doctor Sahabani alertó de que los centros médicos de la Franja sufren escasez de medicamentos y equipo médico, y que los casos que van a ser evacuados a hospitales del país vecino están en situación crítica. El martes fue el último día de las protestas que comenzaron hace más de seis semanas en Gaza, convocadas por sectores políticos y sociales para reclamar el derecho al retorno de los 700.000 palestinos expulsados de sus casas, y sus descendientes, tras la creación del Estado de Israel en 1948. La Gran Marcha del Retorno congregó a decenas de miles de personas que fue reprimida por efectivos israelíes que han ocasionado 110 muertos y miles de heridos, tanto en las protestas como en incidentes violentos en las inmediaciones de la valla de separación. El lunes, sesenta personas fueron abatidas por disparos del Ejército israelí, que asegura que al menos 24 de ellas “eran miembros de grupos terroristas”.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha convocado una sesión urgente para este viernes con el fin de debatir sobre las acciones posibles ante la ola de violencia en el territorio palestino de Gaza.

La sesión tendrá lugar por iniciativa de la propia Palestina y de los Emiratos Árabes Unidos, en nombre de un amplio grupo de países árabes. La petición ha recibido hasta ahora el apoyo de 26 países, de los cuales 17 son miembros del Consejo de Derechos Humanos y nueve participan como observadores. Para que el Consejo de Derechos Humanos pueda realizar una sesión especial se requiere del apoyo de un tercio de los 47 Estados que forman parte del mismo, con un mínimo de 16.

Tensión entre Israel y Turquía La matanza de palestinos en Gaza volvió a elevar ayer la tensión diplomática entre Turquía e Israel, apenas año y medio después de la reconciliación que acabó con seis años de distanciamiento por el ataque israelí a una flotilla de activistas turcos en aguas cercanas a la Franja.

También ahora, Gaza es la piedra de toque, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, encabeza la defensa de los manifestantes palestinos en el ámbito internacional lanzando duras críticas contra Israel. Entre los gestos de Erdogan destaca la convocatoria de una cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica, que se celebrará este viernes en Estambul.

Erdogan lleva tiempo criticando la actitud de Israel frente a los palestinos, pero ahora, los rifirrafes verbales se traducen en una rebaja oficial de las relaciones diplomáticas.

El martes, el Gobierno turco llamó a consultas a su embajador en Tel Aviv, al tiempo que citó al emisario israelí, Eitan Naeh, y le recomendó que abandonara Ankara por un tiempo, aunque fuentes diplomáticas han precisado que no se trata de una expulsión formal. Israel reaccionó haciendo la misma sugerencia al cónsul turco en Jerusalén, y Ankara respondió ayer extendiendo idéntica propuesta al cónsul israelí en Estambul, Yossi Levi Safri. - Efe