dos oros en culturismo junior

Ziortza Aio, el culto al cuerpo

Se empezó a preparar hace 10 meses. Mañana buscará el tercer oro en un campeonato en Santurtzi

Alain Salterain - Sábado, 19 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

durango - A sus 21 años y en un tiempo récord de preparación, la durangarra Ziortza Aio está consiguiendo cumplir sus primeras metas en el mundo del culturismo. Fue hace menos de un año cuando pensó en prepararse y presentarse a varios campeonatos y de momento, a la espera del certamen de mañana domingo en Santurtzi, ha logrado quedar primera dos veces consecutivas en la categoría junior. “El cambio que he sufrido en diez meses ha sido impresionante, es cuestión de seguir una disciplina diaria y sobre todo de tener una dieta constante. Pollo, arroz, avena, pan, huevos… son la base de mi alimentación sobre todo durante la época de competición, más cinco días de entrenamiento basado en una hora o 45 minutos de cardio, en ayunas y el resto del tiempo haciendo pesas”, admite la joven culturista.

Fue en junio del año pasado cuando, tras ver avances físicos gracias a los entrenamientos, le sugirió a Sergio, entrenador suyo y de su novio, que le preparara para las competiciones. Su novio compite pero ella nunca se había planteado prepararse hasta que “un día se me ocurrió decirle a mi entrenador que me preparara y hasta hoy”, recuerda Ziortza. Este domingo tendrá una nueva oportunidad de traerse un nuevo trofeo para Durango, junto a los dos conseguidos hace unas semanas. “Para mí también fue una gran sorpresa, era la primera vez que competía y he conseguido quedar primera”, explica.

Ziortza se muestra “súper contenta” por los oros conseguidos en los campeonatos Vasco-Navarro y del norte del Estado. Amante desde siempre del deporte, sobre todo del baloncesto, confiesa que le costó mucho subirse al escenario. “Me puse muy nerviosa, cuando llegó mi turno, me puse a llorar e incluso pensé que no podía, pero después de perder los nervios disfruté mucho y encima gané los premios por lo que estoy muy satisfecha”. La vecina durangarra señala que este estilo de vida es “muy productivo, ya que te marcas las horas, las comidas y a mí me gusta. He renunciado a otras cosas como salir de fiesta, pero en la actualidad me siento muy satisfecha”. Confiesa también que se siente muy apoyada en casa. “Mi familia respalda la decisión que he tomado y yo también me siento mucho mejor y más contenta”.

DESIGUALDAD La durangarra insiste en cada vez hay más mujeres aficionadas al culturismo, aunque admite que en esta modalidad y sobre todo en los campeonatos no existe igualdad. “A ellos les dan la posibilidad de elegir la música para preparar la coreografía para exhibirse en el escenario. Sin embargo, nosotras tenemos treinta segundos y la música no podemos elegirla y eso me indigna”, expresa. Ella pide que se modifiquen esas normas y que ellas también tengan opción a prepararse más tranquilamente al igual que los hombres. “Es hora de que las mujeres tengamos también presencia en todas la modalidades”, reclama.

Ziortza se suma a una larga lista de jóvenes durangarras y vecinos de la comarca de Durangaldea apasionados por el culturismo. A las muchas modalidades deportivas habituales, como baloncesto, fútbol, atletismo o rugby se le suma en la villa la afición del culto al cuerpo. Ziortza comparte espacio en el polideportivo municipal de Durango, con Jon, Iñigo o incluso con su novio Juan, también participante en competiciones de culturismo. “De momento no echo de menos la vida que tenía antes, de juerga en juerga. Me siento realizada con esta nueva forma de plantear mi vida”, insiste. De momento mañana domingo Ziortza finalizara su época de campeonatos. En su primer año se ha presentado a tres competiciones y en la tercera espera conseguir un buen puesto. “En el de mañana será más difícil porque no hay categorías, todas competiremos en una sola, así que me imagino que habrá mas nivel y resultara más complicado conseguir el oro”, confiesa.