Barakaldo cubrirá el parque de Santiago Herrero

Se espera que la obra en esta zona de Lutxana esté acabada para finales de año

Sábado, 19 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Barakaldo - Si se cumplen los plazos, Barakaldo tendrá su tercera zona de juegos cubierta antes de final de año. El lugar elegido para cubrir un parque ha sido una de las zonas de juego más concurridas de la localidad fabril, la de la plaza Santiago Herrero de Lutxana. A causa de la cercanía de las casas, de que bajo este parque hay un parking y de la presencia de una pérgola en un punto de la plaza, ha sido complicado técnicamente acometer este proyecto. Finalmente, los técnicos municipales han hallado una fórmula que permitirá cubrir este parque. “A pesar de las dificultades que planteaba el proyecto hemos logrado llegar a una solución y estamos realmente ilusionados con ello”, apuntó Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo.

Así, la solución encontrada por los técnicos para superar todas las dificultades que presenta esta plaza, ha sido la de hacer unos pilares en forma de V para que, de este modo, la cubierta tenga el menor número de apoyos posibles en el suelo. En este sentido, el Consistorio fabril acaba de contratar la redacción de este proyecto para determinar, entre otros aspectos, qué materiales deberán utilizarse para hacer esta obra y el coste que tendrá llevar a cabo este proyecto. Se espera que la redacción del proyecto esté concluida para el próximo mes de julio y, a partir de ahí, se podrá avanzar en todo el proceso de adjudicación de esta obra. “Esperamos que la obra pueda estar en marcha cuanto antes, porque es una actuación muy esperada para el barrio”, aseguró Del Campo.

MEDIO MILLÓN INVERTIDO A falta de saber a ciencia cierta cuánto dinero tendrá que invertir el Ayuntamiento de Barakaldo para hacer realidad este proyecto, el Consistorio ha dedicado 500.000 euros a la mejora de las zonas de juego de la localidad. De ese montante, 314.000 euros se han destinado al cubrimiento de los parques de Los Hermanos y La Paz. - M. A. Pardo