vivienda de más de 600.000 euros en Galapagar

Iglesias y Montero consultarán a las bases si tienen que dimitir

Pablo Iglesias e Irene Montero, dirigentes de Podemos. (EFE)

Se someterán a la militancia de Podemos tras la polémica por la compra del chalé

Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Pablo Iglesias e Irene Montero han decidido someter a consulta su permanencia como dirigentes de Podemos y diputados en el Congreso. “¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de Podemos?”, será la pregunta a la que tendrán que responder los militantes del partido que, además, someterán también su permanencia como diputados. “Les toca a ellos decidir si somos dignos de seguir”, señaló ayer el líder de Podemos. “Si nos dicen que hemos de dimitir, dimitiremos”, añadió.

Iglesias y Montero han comprado un chalé de más de 600.000 euros en la localidad de Galapagar para el que han solicitado una hipoteca de 540.000 euros -270.000 euros cada uno- a pagar en treinta años. La publicación de las características y condiciones de la casa ha provocado mucha preocupación dentro de Podemos, donde ha ido creciendo el malestar y la creencia de que la adquisición podía restar credibilidad al discurso del partido que, desde su fundación en 2014, se ha arrogado la condición de representante de los intereses y necesidades de “la gente” frente a “la casta” y al relato político de abajo-arriba que diferencia a Podemos.

José María González, Kichi, alcalde de Cádiz, afirmó el viernes que uno de los principios que dieron forma a Podemos consiste en “no parecernos a la casta”.

Ambos políticos defendieron en una rueda de prensa la “coherencia” del ideario de Podemos con la adquisición del chalé, pero ante el debate público generado apuestan por dar un paso adelante y exponerse ante la militancia del partido. Antes de conocerse la convocatoria, Podemos envió un correo electrónico a todos sus militantes en el que denuncia la persecución mediática que están sufriendo ambos, algo que entienden que sucede por pertenecer a la formación morada. Sin embargo, no pocos diputados del partido creen que la imagen del chalet no va a poder borrarse del imaginario colectivo, y que afectará negativamente en las urnas. - DEIA

Secciones