La afición se despide de la ACB

La ‘marea negra’ mostró su mejor cara pese al descenso y el futuro incierto del bilbao basket

Miguel A. Pardo - Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - Los finales de temporada suelen ser, cada año, un cúmulo de despedidas, pero, sin duda, esta es la ocasión en la que más adioses ha entonado la maera negra. Ayer, los ocho mil fieles que acudieron a Miribilla no solo dijeron “agur” y “eskerrik asko” a Álex Mumbrú, sino que también se despidieron de la ACB, esperando que Bilbao tenga un equipo en la élite del baloncesto lo antes posible.

El ambiente de despedida se sentía desde minutos antes de que el balón comenzase a botar en el Bilbao Arena. Muchos aficionados tomaban instantáneas de Miribilla con sus móviles, otros miraban el pabellón con detalle para tratar de grabarse a fuego la historia que el Bilbao Basket ha escrito en esas instalaciones. Una trayectoria que muchos esperan que sea un punto y seguido en ACB, pero que, si se cumplen los peores presagios, puede suponer el punto y final. Por eso, ante la incógnita del futuro del Bilbao Basket, la afición volvió a apoyar a los suyos, a hacer de Miribilla un clamor para cerrar como locales una triste campaña. En mitad del caos y las penurias, la marea negrase ha erigido como el MVP de la temporada.