comicios presidenciales

Venezuela vota entre las denuncias de irregularidades y el boicot opositor

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, vota en su centro electoral. (EFE)

El presidente Maduro propone “muchos cambios” en una jornada electoral marcada por la crisis y la baja participación

Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Caracas - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso ayer -en plena jornada de votación para los comicios presidenciales en los que aspira a ser reelegido- aplicar “muchos cambios” en el país para hacer frente a la crisis económica y un nuevo proceso de diálogo para la “reconciliación nacional”.

“Aquí hay que cambiar muchas cosas, y yo diría que hay que cambiar en lo esencial los métodos de gobierno cada vez más y hacer un gobierno inclusivo de unidad nacional, un gobierno de diálogo, de acción permanente, con el pueblo”, dijo Maduro tras votar en un colegio electoral en el oeste de Caracas.

El candidato oficialista explicó que estas conversaciones, a diferencia de los otros procesos de diálogo llevados a cabo sin éxito en los últimos años con la oposición política, tendría como interlocutores a los “sectores organizados, empresariales, trabajadores (...) un verdadero diálogo nacional”. “Voy a convocar acompañantes internacionales para que nos ayuden, nos apoyen, nos faciliten esos procesos de diálogo, un diálogo para ir a un proceso de reconciliación nacional, hace falta poner el odio, la revancha, el enfrentamiento estéril a un lado, hace falta reencontrarnos entre venezolanos”, sostuvo.

Un proceso, según Maduro, que permita “sentar a todas las partes para un gran acuerdo económico de desarrollo, recuperación y prosperidad” para lograr un nuevo sistema de fijación de precios y un nuevo “sistema de distribución y comercialización que abarque a todo el país”.

“¿Qué queremos los venezolanos? Una nueva economía. La economía que existe hoy no nos sirve porque ha sido infectada de neoliberalismo, de capitalismo salvaje”, expresó.

El jefe del Estado venezolano aspira a ser reelegido en unos comicios en los que no participó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos, al igual que buena parte de la comunidad internacional, que hizo varios llamamientos para suspender las votaciones.

Por su parte, tanto Henri Falcón -el segundo candidato favorito según los sondeos- como el también candidato presidencial, el expastor evangélico Javier Bertucci, denunciaron más de 350 violaciones a la norma electoral por parte del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV) después de votar. Falcón se dirigió a los medios para exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) que corrigiera inmediatamente las violaciones del equipo de campaña del presidente Maduro. “La situación es generalizada con la instalación de los puntos rojos, como mecanismo de presión, como elementos de chantaje político, social, a un sector de la población a quien se pretende una vez más comprar su dignidad, con esto de presentar una carné”, reclamó Falcón. Con esto se refería a la estructura del PSUV y los partidos aliados al oficialismo para registrar a los votantes a través de la plataforma ‘carné de la patria’, un sistema del Gobierno con una megadata de los votantes, sus necesidades, su ubicación, y los beneficios que recibe del Estado.

Maduro ofreció durante las últimas semanas un bono pagado a través de este carné a quienes fueran a votar “libremente”, y aunque las autoridades prohibieron ayer a última hora que se pagase ese incentivo, el jefe de Estado no se retractó de ese ofrecimiento hasta ahora.

También el opositor Frente Amplio Venezuela Libre, que no se presentaban a las elecciones por obedecer al llamamiento de boicot, cifró al mediodía de ayer en solo un 12% la participación en los comicios y denunció la presencia de áreas de proselitismo oficialista a menos de 200 metros en el 85% de los centros electorales, una cercanía que viola los acuerdos preelectorales.

“Las cifras del 12% de participación demuestran que no hay nadie en los centros, que no hay ningún tipo de participación”, informó a los medios el diputado Jose Manuel Olivares. Especificó que la cifra es resultado de un sistema de datos a nivel nacional que tienen pues, según aseguró, “tenemos testigos en algunos centros (...) tenemos una data de registro de centros electorales”.

El integrante del partido Primero Justicia señaló que este número es “menos de la mitad de la participación esperada en procesos anteriores”. “Esto es un relato importante para que todos nos preparemos para el show que pretenden montar esta noche (por ayer) y cuál es la cifra real de participación en todo el territorio nacional”, añadió. Agradeció a los venezolanos que decidieron abstenerse “por ser consecuente en deslegitimar a Maduro”.

Los partidos opositores más importantes, englobados dentro de la Mesa de la Unidad Democrática, decidieron hace meses no participar en los comicios al considerar que las condiciones no son las adecuadas, por lo que califican de fraude la jornada de ayer, una posición y argumentos apoyados por, entre otros, Estados Unidos y el Parlamento Europeo.

A los que decidieron sufragar les pidió no sentirse “culpables”, y pidió que a partir de mañana (por hoy) se unifiquen “todos” los contrarios al oficialismo. Respecto a los “puntos rojos”, afirmó que “hay coacción, hay amenazas, donde obligan al ciudadano (...) a firmar una lista y jugar con su trabajo y su dignidad”. “Nuevamente vemos que el gobierno sigue sin cumplir su palabra”, dijo.- Efe

350 violaciones electorales

Secciones