Desconozco que desconozco

Los precios

Por Juan de la Herrán - Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Llevo tiempo buscando una pala nueva y como todos mis lectores imaginarán, me gusta hacer una comparativa de modelos y precios por Internet. Pero no renuncio a darle una oportunidad a las tiendas físicas y también busco y comparo, hasta dar con la mejor oferta. En esta ocasión encuentro que un determinado modelo está en la tienda física de unos grandes almacenes pero en su tienda on line lo puedes comprar con un 30% de descuento. No quiero saber por qué la misma compañía me lo vende por Internet más barato;solo quiero obtener el mejor precio. Es verdad que he tenido que esperar cuatro días para poder ir a recoger mi paquete si quería que los portes fueran gratis, pero tengo el mismo producto que un amigo que la compró hace dos semanas en la tienda.

Hace poco emitían por televisión un anuncio en el que dos personas iban al mismo hotel pero uno de ellos, supongo que exageraban, había conseguido la misma habitación con un 60% de descuento. En el mundo hotelero ya no existe la temporada alta, baja o media. Los precios se fijan en función de muchos factores que antes no se tenían en cuenta. El small data permite conocer mucho más sobre los clientes. Si las previsiones climatológicas anuncian lluvia, quizás es un buen momento para bajar precios, porque con mi tarifa habitual no voy a vender ni una habitación. Si en mi ciudad se juega la final de un determinado deporte, pongamos por ejemplo de rugby, quizás me interese guardarme una serie de habitaciones hasta última hora y sacarlas a un precio determinado la semana anterior, cuando la demanda sea más alta. O quizás me equivoque y la demanda sea menor y tendré que poner esas habitaciones con las que pensaba ganar mucho más, a un precio todavía menor del habitual.

La ley de la oferta y la demanda ha existido siempre, lo que pasa es que Internet ha dado a los comerciantes una poderosa herramienta en la que ofertar sus productos y actualizar los precios en un mismo día, tantas veces como quieran. ¿Por qué no le preguntamos a Expedia, Trivago o eDreams por qué la misma habitación que estuve consultando ayer, hoy está mucho más cara? La culpa de estos cambios de precios no es de los hosteleros, es del mercado. Aquellos hosteleros que sepan usar la tecnología tendrán una baza para triunfar.

Secciones