reintegrado a las arcas forales

Bizkaia detecta un fraude de 1,4 millones de euros en las ayudas sociales

Unai Rementeria e Isabel Sánchez Robles. (bizkaia.eus)
Unai Rementeria e Isabel Sánchez Robles. (bizkaia.eus)

El primer Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales puesto en marcha por la Diputación Foral de Bizkaia ha detectado un fraude del 1 por ciento, que ha alcanzado 1,4 millones de euros, en cobros indebidos o devoluciones de estas ayudas.

EFE - Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 13:46h.

BILBAO. El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha dado a conocer hoy en una rueda de prensa los resultados de este plan de inspección, que ha permitido recuperar para las arcas forales los citados 1,4 millones de euros, tras revisar más de 23.000 prestaciones de discapacidad y dependencia, que recibieron ayudas por un total de 91,3 millones de euros.

Además, la Diputación ha descubierto incidencias en 31 centros de servicios sociales y 54 incidencias en la atención y cuidados de las personas en los centros y en los hogares particulares visitados, aunque ha asegurado que "en ningún caso ha habido malos tratos".

Rementeria ha destacado que este plan de inspección, que se extiende en el período 2017-2019, responde a una "amplísima demanda" de la sociedad vizcaína, que es "solidaria" y, al mismo tiempo, reclama un "mayor control" de las prestaciones sociales para que estas ayudas lleguen "a quien realmente lo necesita".

El diputado general ha afirmado que las inspecciones reflejan que los servicios sociales de Bizkaia "funcionan bien" y que el "fraude es mínimo", ya que en muchas ocasiones las irregularidades obedecen a falta de comunicación de datos o a cambios en la situación del beneficiario, lo que lleva a pensar que "a priori no hay intención de engañar", aunque, en cualquier caso, según ha dicho Rementeria, "hay que ser implacables en impedir que nadie engañe a la sociedad".

Tras recordar que la Diputación vizcaína invierte al año 525 millones de euros en ayudas sociales, ha destacado que la Administración foral puso en marcha en el segundo semestre de 2017 este plan de inspección y control con el objetivo de mejorar la eficacia y calidad de los servicios sociales.

En esta primera aplicación del plan, se ha realizado un "control, inspección y seguimiento sistemático y coordinado del cumplimiento" de un total de 28.973 actuaciones: en 3.050 centros, 2.138 hogares y 23.785 prestaciones sociales.

La Diputación ha revisado 7.449 prestaciones de discapacidad y 15.725 en materia de dependencia, que suponen ayudas por importe de 91,3 millones de euros, tras lo que ha reclamado y recuperado 1,4 millones de euros (1,5 por ciento) debido fundamentalmente a cobros indebidos o devoluciones.

La Administración foral ha controlado el 100 por cien de las prestaciones sociales (asistencia personal, del Fondo de Bienestar Social, Ayudas Especiales a la Inserción Social, relacionadas con pensiones no contributivas y ayudas para la integración de personas con discapacidad), aunque por el momento solo ha revisado el 25 por ciento de las prestaciones concedidas para cuidados en el entorno familiar, correspondientes al 15 % de los perceptores.

Se ha llevado a cabo un seguimiento de los cuidados recibidos en el hogar por parte de 2.138 beneficiarios (15 %) de esta prestación, sin que en ninguno de los casos se hayan detectado indicios de malos tratos, aunque ha habido 4 casos en los que ha sido preciso un cambio urgente del Plan Individual de Atención (PIA) y 17 casos con "riesgo de claudicación" de la persona cuidadora, a quienes que se han propuesto nuevos PIA.

En cuanto a los centros de servicios sociales autorizados, la Diputación ha verificado el cumplimiento de la normativa en los 399 centros de este tipo en Bizkaia, en los que ha detectado 42 incidencias en 31 de los centros.

Además, se ha controlado la atención y cuidados de un total de 2.651 personas usuarias de los centros de servicios sociales, lo que supone un 25 % de las plazas, aunque en este caso "no se han detectado incidencias destacables".

La Diputación ha revisado también convenios y subvenciones concedidas por un importe global de 24,3 millones de euros, tras lo cual ha recuperado 44.847 euros.

Secciones