encuentro técnico en arrigorriaga

Policías estudian incluir como desaparecidos a los menores echados de casa

Un grupo de menores.Foto: Efe

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado estudian abordar la problemática de los menores que son expulsados de casa por sus padres mediante su tratamiento como personas desaparecidas.

EFE - Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 14:16h.

ARRIGORRIAGA. Así lo ha explicado hoy Jaime Cereceda, director del Centro Nacional de Desaparecidos, en el VI Encuentro Técnico sobre Personas Desaparecidas, celebrado en Arrigorriaga.

Cereceda ha reconocido que sobre la realidad de estos menores que a menudo deben vivir en la calle "se habla muy poco en España" y ha afirmado que sus casos resultan difíciles de registrar, dado que sus padres, que les han echado, no acuden a la policía para denunciar su desaparición.

Sin embargo, ha recordado que estas situaciones pueden ser registradas gracias al testimonio de otros allegados, como sus amigos o educadores.

Estos menores podrían ser incluidos en la nueva revisión de la tipología de desapariciones, que la Policía Nacional y la Guardia Civil estudian junto a la Ertzaintza, los Mossos d´Esquadra y la Policía foral de Navarra.

En la actualidad, existen tres tipos de desapariciones según las circunstancias que han motivado su ausencia: voluntarias, involuntarias (debidas a una razón desconocida) y forzosas.

Dentro de este último apartado figuran las ausencias debidas a un acto criminal y podrían incluirse también, según ha dicho, los menores que han sido obligados por sus padres a dejar su hogar.

Por otra parte, Cereceda ha señalado que la Policía Nacional y la Guardia Civil podrían finalizar tras el verano, junto a las policías autonómicas, un protocolo para la mejora de la búsqueda de las personas desaparecidas.

Este especialista ha destacado que este sistema permitirá compartir experiencias sobre la actuación policial para la "prevención" de nuevas desapariciones, como los análisis de riesgo de la Ertzainta, en los que es "puntera".

Estos análisis permiten que, en el momento en que las familias denuncian la desaparición de uno de sus allegados, los agentes les formulan preguntas para conocer el "riesgo" de este caso.

De igual forma, ha dado a conocer que el Centro Nacional de Desapariciones estudia poner en marcha un portal estadístico que, cada seis meses, ofrezca nuevos datos sobre desaparecidos y desglose variables que permitan la prevención de nuevos casos.

Humberto Trujillo, catedrático de Psicología de la Universidad de Granada, ha revelado que, entre los entornos críticos para que se produzcan desapariciones, figuran, además de zonas marginales o centros de acogida, los contextos urbanos de alto nivel socio-económico y las universidades.

Trujillo ha asegurado que, en determinadas universidades, la mayoría de estudiantes extranjeros procede del Magreb y mantienen "cierto nivel de desadaptación social que puede hacerles más vulnerables a la manipulación por parte de terceros".

También ha explicado que en contextos urbanos de alto nivel socio-económico las personas que desaparecen lo hacen en su mayor parte de forma voluntaria, al no disponer de estrategias para hacer frente a situaciones personales complicadas.

Sobre el perfil de las personas inductoras de desapariciones forzadas, ha afirmado que, entre otros rasgos, tienen "inteligencia media-superior", intolerancia al afecto, falta de remordimientos, vida sexual "insólita y sin restricciones" desde muy jóvenes y una actitud antisocial antes de los 23 años.

Secciones