El balón deja de rodar en Lezama

Día de despedidas ayer en el Athletic

El Athletic confirma la no continuidad de Enric Saborit y Kike Sola, que acaban contrato el 30 de junio, en la jornada en la que josé ángel ziganda dirige su último entrenamiento

Aitor Martínez - Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

lezama - El balón dejó ayer de rodar en Lezama, donde la actividad deportiva del primer equipo del Athletic se parará hasta nueva orden. El conjunto rojiblanco regresará al trabajo en alguna fecha aún por determinar del próximo mes de julio, aunque seguramente no más tarde del día 9, toda vez que la próxima edición de LaLiga Santander arrancará el fin de semana del 18 y 19 de agosto. Ha llegado el turno de las vacaciones después de un curso para el olvido, en el que realizar un profundo análisis de lo sucedido correrá a manos de muchos de los actores que han intervenido en la actual campaña, aunque también habrá tarea para el nuevo técnico, que deberá tomar decisiones de cierto calado. Entre ellas, la fecha de inicio de la nueva temporada, el lugar en el que realizar el stage de pretemporada si es que decide salir de Lezama en busca de aires renovados, y seleccionar a los jugadores con los que quiere contar en su nueva aventura, si bien el primer paso, que correrá a manos del club, será poner nombre y apellidos al nuevo inquilino del banquillo de la San Mamés. El mismo en el que se sentó el pasado domingo por última vez José Ángel Ziganda, que hoy dirigirá su último encuentro al frente del Athletic en el amistoso que esta tarde medirá a los leones con el Santutxu en Artunduaga con motivo del centenario del equipo bilbaino. Ayer, citó a sus jugadores por última vez en Lezama, charló con ellos y realizaron el último entrenamiento de la temporada. Una mañana con aroma a despedida.

Poco antes de que la suave sesión de trabajo, que ni siquiera alcanzó la hora de duración, tocara a su fin, el Athletic informó por medio de una breve nota de prensa en su página web que Enric Saborit y Kike Sola no continuarán en el equipo la próxima campaña. Ambos son los dos únicos futbolistas de la plantilla cuyo contrato finaliza el próximo 30 de junio y si bien su salida se daba por segura a tenor de las oportunidades con las que han contado uno y otro a lo largo del curso, no fue hasta ayer cuando se confirmó oficialmente. Ahora, está por ver qué les depara el futuro a ambos futbolistas.

Por lo pronto, ambos están en el mercado y son libres de fichar por cualquier equipo a coste cero. El Huesca, que certificó su ascenso a Primera División el lunes, podría haber puesto sus miras en el lateral zurdo, un futbolista que recaló en el Athletic en 2008 para enrolarse en las filas del juvenil de División de Honor. Su proyección le llevó al Bilbao Athletic dos años después y el 23 de agosto de 2013 debutó con el primer equipo ante Osasuna en el derbi que ambos disputaron en Anoeta. El Mallorca, entonces en Segunda, logró su cesión en la campaña 2014-15 y en esa misma categoría jugó un año después, aunque entonces en las filas del Bilbao Athletic. Las dos últimas temporadas las ha pasado en el primer equipo rojiblanco, si bien únicamente en la actual ha encontrado cierta regularidad, motivada por la lesión de Mikel Balenziaga. Sin ir más lejos, este curso ha disputado un total de 23 partidos, más de la mitad de los que ha sumado en su etapa como rojiblanco: 43 partidos en tres temporadas, en los que ha anotado dos goles.

Diez años antes que Saborit, en 1998, llegó a Lezama el delantero navarro procedente del Cascante, el equipo de su pueblo. El Athletic le captó con doce años y Sola comenzó su andadura en la factoría rojiblanca en las filas del infantil B. De ahí fue quemando etapas hasta que en 2003, en edad juvenil y tras un año en el segundo equipo de la categoría, recaló en el Aluvión de Tercera División. Osasuna puso enseguida el foco en él y lo fichó en 2004. Debutó en el primer equipo el 9 de junio de 2007 de la mano de José Ángel Ziganda y en 2013 fichó por el Athletic, con quien firmó por cinco campañas tras el desembolso de cuatro millones de euros. Su regreso a Lezama no ha sido ni mucho menos satisfactorio para el atacante, no al menos en el plano deportivo, pues en ningún momento ha contado con la confianza de Ernesto Valverde y Kuko Ziganda. Desde su vuelta ha participado en 27 encuentros repartidos en tres temporadas y media, pues jugó la segunda mitad de la campaña 2015-16 cedido en el Middlesbrough y el curso pasado estuvo a préstamo en el Getafe y el Numancia, si bien ninguna de sus cesiones resultó fructífera.

¿seguirá el cuerpo técnico? A las marchas de Saborit y Sola les seguirán algunas más, pues entre futbolistas en nómina, los dos fichajes ya confirmados y el que queda por oficializar de Dani García y quienes regresan tras cesión, además de los que subirán del filial para hacer la pretemporada, el próximo entrenador se encontrará con una plantilla de unos 30 futbolistas. Entre ellos estarán Raúl García y Mikel Rico, que aunque al margen del grupo, ayer se ejercitaron en el exterior de las instalaciones de Lezama en compañía de Xabi Clemente e Imanol Martín. Está por ver si el segundo, que entró en Lezama el verano pasado, continúa la próxima temporada. Una incógnita que es ampliable también al resto cuerpo técnico de Ziganda, toda vez que a día de hoy no se ha hecho pública la decisión del club con respecto al futuro de Bingen Arostegi (segundo entrenador), Imanol Etxeberria (preparador de porteros) e Iban Urkiza (preparador físico).