enkarterri

Txupinazo agridulce hacia el cielo

Iker Urkiza;el alcalde, Joseba Urbieta, y AItor Lambarri presentan el programa festivo. (E. Castresana)

Ganeko Jai Elkartea cumple un año coordinando las fiestas de Alonsotegi Los jóvenes recuerdan al ‘alma mater’ de los festejos, Atxurra, fallecido en enero

Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Elixane Castresana

Alonsotegi - Han sido doce meses intensos, desde que se presentaron, impacientes por implicar a los vecinos en los actos festivos del municipio. Muchas cosas habrán cambiado desde la foto que los jóvenes de Ganeko Jai Elkartea se tomaron en el balcón del Ayuntamiento: en septiembre intercambiaban impresiones con el lehendakari, natural de Alonsotegi, en la feria de txakoli de San Antolín, en octubre recogieron un Hemendik Saria y en noviembre hicieron balance de su primera campaña al frente de la comisión que coordina el programa. Por desgracia, empezaron el año de luto por la muerte de quien fue durante toda su vida el alma de las fiestas, en quien se inspira la generación actual. Juan Ángel Atxurra fallecía el pasado mes de enero a los 89 años y en él pensarán mañana a las 17.00 horas cuando lancen hacia el cielo el txupinazo de Andra Mari.

“Siempre estaba ahí, es un referente para nosotros”, asegura Iker Urkiza, uno de los componentes de Ganeko Jai Elkartea. De hecho, “estamos intentando recuperar las parrilladas que organizaba Atxurra en las fiestas de los barrios” para dar vida a esas zonas más alejadas del centro urbano con carácter propio. En una de ellas, Santa Quiteria, arrancaba la semana pasada el calendario de celebraciones que aguarda a los vecinos. “Lo que más nos cuesta es cuadrar el presupuesto a lo largo del año”, admite Aitor Lambarri, también parte de la comisión. Uno de los platos fuertes, sin duda, Andra Mari, que ofrece desde mañana una veintena de actividades culminando en la feria agroganadera, que se celebrará el 3 de junio. Pletóricos por “la participación de las asociaciones de Alonsotegi” y haber duplicado el número de comercios y empresas colaboradoras, anticipan que por primera vez, se celebrará una comida popular, en la que “ya se han inscrito más de 140 personas”. El Ayuntamiento ha proporcionado una carpa que permitirá a los comensales resguardarse de la lluvia que pronostican los meteorólogos para el sábado sobre las 15.00 horas en que se sentarán a la mesa.

Desde Ganeko Jai Elkartea intentan involucrar a los distintos núcleos y Andra Mari, “una de las primeras fiestas importantes que antes caen en la comarca”, no constituirá una excepción. En los folletos informativos que han buzoneado por los hogares se incluye un torneo de fútbol siete interbarrios, además de un concurso gastronómico de putxera y tortillas previsto para el domingo. Aun conscientes de que la cercanía de la capital con los grandes eventos que este año dan a Bilbao proyección internacional supone una dura competencia, no se dan por vencidos en su empeño de “traer vida a las calles del pueblo”, recalca Iker.

En este sentido, el txupinazo de Andra Mari marca tan solo el aperitivo de lo que se podrá disfrutar, sobre todo en verano. En San Juan a los jóvenes les sorprendió gratamente la respuesta de los vecinos a la instalación de una txosna gracias a la cual la diversión se alargó una vez apagadas las hogueras “hasta las 6.00 horas”. Ellos, entre tanto, no paraban detrás de la barra... Y así en las fiestas de San Bartolomé en agosto, San Antolín en septiembre y San Martín en noviembre con ganas “de seguir al pie del cañón más años y contentos porque en la reunión que convocamos para analizar qué tal había funcionado todo nos presentaron muchas sugerencias y cada vez más gente se interesa por unirse a la comisión”, celebra Aitor. Juan Ángel Atxurra se alegraría al comprobar que tiene tantos sucesores.

Secciones