giro de italia

Tres actos para la última batalla

El líder, Simon Yates, salió reforzado de la crono que venció Rohan Dennis. (EFE)

Las etapas de montaña que se acumulan entre hoy y el sábado, claves para resolver el giro

Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - La monumental Italia, que se calcula que posee el tercio de tesoros artísticos del mundo, dispone aún de más riquezas;las montañas del Giro, donde todo quedará resuelto en los próximos días. Los Alpes dictarán sentencia. La ascensión a Prato Nevoso de hoy, la travesía alpina de mañana, donde se encadenan Colle Del Lys (2), la Colle delle Finestre (FC), -será la Cima Coppi de la presente edición- Sestriere y Bardonecchia (1ª) y la concatenación del Col Tsecore, Col Saint Pantaléon y Cervinia, todos ellos puertos de primera, será el filtro definitivo. Entre esa acumulación de moles destaca Finestre, con sus 18 kilómetros de subida, los nueve últimos de tierra y una pendiente prácticamente constante de 9,2% de principio a fin pueden dejar huella.

Simon Yates, el líder, parte con una ventaja de 56 segundos sobre Dumoulin para encarar las tres jornadas que abrirán paso hasta Roma. Además de la renta que dispone, la gran baza de Yates es su estado de forma y el dominio que ejerce sobre la carrera. Yates es el rey de las cumbres. El inglés se ha exhibido en todos los altos del Giro, donde ha acumulado tres victorias de etapa y dos segundos puestos. Uno de ellos fue un regalo a su compañero Esteban Chaves en el Etna, donde Yates se catapultó por vez primera. Solo Carapaz en su meteórica aparición y Froome, en su prodigiosa escalada en Zoncolan, pudo llegar antes que él a una cima. Además, en los Dolomitas completó una actuación sideral que le ha puesto en órbita.

Por si fuera poco, Yates soportó el empuje de Dumoulin en la crono del martes lo que le sitúa ante el mejor escenario posible, si bien la alta montaña posee el poder de sepultar a cualquiera. “Hay una brecha bastante grande con algunos de los chicos que se encuentran detrás de mí. Aunque Dumoulin se halla a 56 segundos. Todavía falta un largo camino por recorrer hasta Roma. Espero no tener mala suerte o malos días”, reflexiona el líder, que le bastará con la defensa. Chris Froome, cuarto, a 3:50 de Yates, piensa en el ataque. “Espero hacerlo lo mejor que pueda, sea donde sea. Quería estar en mi mejor momento en la última semana y me siento bien. Tenemos tres días realmente difíciles. Daré todo lo que tengo”, analiza el británico. Tres actos para la última gran batalla del Giro. - C. Ortuzar

Secciones