Tubacex prevé enviar este año la primera fase del pedido a Irán

Imagen de archivo de instalaciones de Tubacex. (Foto: DNA)

La empresa encara optimista el curso y confía en volver a los beneficios previos a la crisis, pese al bloqueo de Trump

Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Tubacex no cambia el paso a pesar de la incertidumbre que se cierne sobre el mayor pedido de su historia. La decisión de Washington de imponer a Irán las sanciones económicas “más fuertes de la historia” pone en riesgo un contrato de 556 millones de euros con el país asiático, pero la compañía alavesa estima que entregará en noviembre “sin mayor problema” el primero de los tres tramos. La compañía alavesa ha empezado a facturar el pedido, pero sus responsables desconocen hasta cuándo seguirán cobrando.

Con todo, las expectativas en otros mercados le llevan a pensar que volverá este año a los resultados previos a la crisis y de cara a 2019 prevé abrir su segunda fábrica en Estados Unidos. Dando por hecho que se ingresarán este año como mínimo los primeros 200 millones del contrato con Irán -casi la mitad de todas las ventas del año pasado-, las sensaciones invitan al optimismo. Al menos no se han disparado las alarmas tras quedar atrapado el resto del encargo en el tablero de juego que maneja Donald Trump. Esa fue la conclusión que sacaron los asistentes a la junta general de accionistas de Tubacex, celebrada en Laudio y en la que su presidente, Álvaro Videgain, se centró más en las fortalezas tangibles que en las incógnitas que depara el futuro.

El balance de 2017 fue negativo, con unas pérdidas de casi 20 millones, pero ligadas a la decisión de anticipar amortizaciones y, en definitiva, sanear la compañía ante las expectativas favorables que se perciben. En esa línea, Videgain aclaró que el fabricante de tubos “superó bastante bien” el año pasado el clima de “incertidumbre” en el que desarrolló su actividad. “Hubo una entrada de pedidos y una recuperación interesante que ha mitigado los efectos de la crisis”, explicó.

Sin amortizaciones, Tubacex habría logrado unos resultados similares a los de 2016, cuando se ganó medio millón de euros. De cara a este ejercicio, Videgain destacó que han mejorado las previsiones de crecimiento del mercado como consecuencia de la subida del precio del petróleo y esa evolución va a posibilitar “un año bastante mejor”. “Va a haber más actividad en el sector, si hay más actividad, eso es producción que va a la cuenta de explotación y dará resultados. Entendemos que en los próximos 6 meses tiene que empezar a haber en la cartera demanda de ofertas y entrada de pedidos”, apuntó. El consejero delegado, Jesús Esmorís, reforzó la idea. Según dijo después de 3 años “de crisis profunda” que, “salvo efectos extraordinarios” Tubacex ha superado sin pérdidas, se percibe una “mejora” en el sector. - A. D. M.

Secciones