PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

Ortuzar dice que apoyar los presupuestos es "lo mejor"para Euskadi y para Catalunya

Tiene "el convencimiento" de que tanto "la parte catalana" como Mariano Rajoy "quieren levantar" el 155

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que la aprobación de las cuentas generales del Estado es "lo mejor para Euskadi y también para Catalunya" porque, "sin presupuestos, el 155 iba a estar para muchísimos meses y ahora creemos que va a estar para poco tiempo". En este sentido, ha afirmado que tiene "el convencimiento" de que tanto "la parte catalana" como Mariano Rajoy "quieren levantarlo".

EP - Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 09:52h.

BILBAO. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el presidente del PNV ha defendido el apoyo de su partido a las cuentas este pasado miércoles en el Congreso. Según ha insistido, es "lo mejor para Euskadi y también para Catalunya". "Quien tenga otra alternativa que me la diga", ha instado.

En este sentido, ha destacado las cuentas suponen inversiones por valor de más de 500 millones de euros para Euskadi y "alejan el peligro de Ciudadanos durante un tiempo". Además, ha advertido de que, "sin presupuestos, el 155 iba a estar para muchísimos meses". "Y ahora creemos que va a estar para poco tiempo", ha añadido.

Según ha manifestado, "votar no alargaba 'sine die'" la aplicación del 155 ya que "un Rajoy sin presupuestos" no iba a tener "margen de maniobra", mientras que "ahora los catalanes tienen un margen para ir tomando sus decisiones" y el presidente del Gobierno "una cierta libertad de movimientos frente a un Ciudadanos que le quiere maniatar".

Ortuzar ha afirmado tener "el convencimiento de que tanto la parte catalana quiere ya el levantamiento del 155" y también "la convicción, y más que la convicción, de que Rajoy quiere levantarlo". "Si esas dos cosas son así, es cuestión de tiempo y de que ambas partes vean que las condiciones en que se puede hacer son razonables para cada uno de ellos, que hasta ahora no ha sido posible", ha indicado.

El presidente del PNV ha asegurado que, en los últimos meses, se ha estado "muy cerca de poder conseguirlo" y, al final, "no se ha podido lograr porque, por decisión legítima y supongo que muy bien meditada de nuestros amigos catalanes, no se han considerado que esas eran las condiciones óptimas para que eso sucediera".

En cualquier caso, ha afirmado que el PNV no se ha "desvinculado" del compromiso de trabajar para "desactivar cuanto antes el 155" y ha puesto "todos sus esfuerzos hasta ayer y a partir de hoy lo mismo para que ese artículo desparezca".

A su entender, se abre "otro espacio de oportunidad". Según ha indicado, los partidos catalanes están en "una situación muy delicada" y tienen "diferentes formas de ver las cosas entre ellos".

"Creo que tienen la convicción de que tienen que hacer cuanto antes esa apuesta por levantar el 155 y la constitución de un 'Govern viable', pero el asunto es en qué condiciones lo hacen para que la sociedad catalana también lo entienda y se concite la unidad entre todas las fuerzas soberanistas de que ése es el momento y ése es el camino. Creo que el camino lo tienen claro y lo que ven dificultades es en pactar los momentos", ha indicado.

"LA ESTRATEGIA DEL CALAMAR"

Por otro lado, ha rechazado las críticas que ha recibido su partido por apoyar los presupuestos generales. En relación a las recibidas por parte del líder de Podemos Pablo Iglesias, ha recordado que, "si hoy Rajoy es presidente, es por su culpa". "El PNV tiene palabra, pero sobre todo tiene memoria", ha asegurado.

A su entender, el dirigente de Podemos "ahora está ahora en una situación apretada" e intenta "la estrategia de tinta de calamar, a ver si echando tinta a los demás se confunde lo suyo". "El que ha limpiado jibiones sabe que, si no anda muy listo, se suele manchar uno los dedos, en lugar de echar uno la tinta a los demás", ha advertido.

Asimismo, ha criticado que "salga Bildu diciendo lo que tengo que hacer y lo que no tengo que hacer". El PNV, ha asegurado, "ha luchado y va a seguir haciendo" por desactivar el 155 y ha hecho "todo lo que está en nuestra mano", pero no van a ser "rehenes estériles de un planteamiento que, con el tiempo, ha ido cambiando por sus propios protagonistas".

De este modo, ha reiterado que se ha estado "unas cuantas veces" a lo largo de los últimos meses "muy cerca" de poder desactivar el 155 y "han sucedido cosas, se han tomado decisiones, se han hecho planteamientos tomados por quien los tenía que tomar". "Seguimos a su disposición, pero si una cosa es imposible, no vamos a evitar por eso poder dar pasos en otros ámbitos", ha apuntado.

Según ha indicado, "entiende" y "respeta" las decisiones tomadas, pero "otra cosa es que sus decisiones me incapaciten a mí para hacer política". "Eso nadie nos lo puede pedir. Bildu, menos", ha insistido.

Además, ha cuestionado la capacidad de "las izquierdas españolas" para "coger musculatura y ser ellos quienes disputen al PP", ya que "unos andan con sus cuitas internas, los otros en si hay que tener chalé o no hay que tener chalé".

"EL RIDÍCULO" DE UPN

Finalmente, preguntado por la exigencia de UPN de condicionar su apoyo a los presupuestos a que no se negocie la política penitenciaria, ha considerado que el partido navarro "ha hecho el ridículo a lo largo de toda esta negociación", con un "papel nefasto" con sus "idas y venidas" y "escenas de ruptura como socio amante despechado" con el PP.

El PNV, ha asegurado, tiene "una línea directa" con PP y con el Gobierno y no va a hacer "ninguna demagogia con la paz, la convivencia y todos los temas que tienen alrededor, incluida la política penitenciaria". De este modo, ha asegurado que irá "dando los pasos que haya que ir dando" y, a su entender, "hay margen para hacerlo", según ha indicado, "cuando se pueda".

En este sentido, ha afirmado que "hay quienes tienen que andar más", en referencia a la izquierda abertzale y al colectivo de presos, que "es verdad que están dando pasos" y que, a su entender, "están en disposición de darlos". "Otros --ha añadido-- tenemos que movernos pero dar menos pasos que otros".

Según ha indicado, hay que crear "un clima político para que eso tenga un encaje" y "hablar con las víctimas de este tema porque es sensible". "Hay muchas tareas que hacer", ha señalado Ortuzar, que ha apuntado que "desde luego no va a ser UPN quien "ponga puertas al campo".