el destacado de la semana

El nuevo espacio de gastronomía social en Bilbao

Basuki apuesta por sabores puros a base de productos de calidaD en la mesa y por una oferta de coctelería singular

Un reportaje de Itziar Acereda - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

POR méritos propios, Basuki se ha erigido como el nuevo espacio de gastronomía social en Bilbao, en el que se combinan la buena cocina, con magníficos caldos y una excelente coctelería, con el arte, la música y la cultura.

Con el producto de calidad como eje, trabajado “con mimo y amor para preservar sus sabores más puros”, la cocina del nuevo restaurante del grupo Bilbao Berria destaca por una carta en la que conviven a partes iguales platos clásicos de nuestro recetario más tradicional reinventados con técnicas de la alta gastronomía que se fusionan con sabores de todos los continentes.

Surgen así sabores puros con detalles, salsas y matices que no dejan indiferente al comensal.

La oferta gastronómica de Basuki incluye menús personalizados para grupos con paladares exigentes. Todo armonizado con los vinos de su amplia bodega, en la que atesoran más de 70 variedades, para abarcar los distintos paladares y ofrecer el mejor acompañamiento a la gastronomía. En suma, cuenta con diversas D.O de diferentes puntos del Estado, entre las que el comensal encontrará el maridaje idóneo que las hacen perfectas para combinar con los distintos platos.

En un interior de diseño espectacular, donde el gusto es protagonista en cada detalle, el espacio se adapta a las necesidades del cliente y permite acoger todo tipo de eventos, desde pequeñas celebraciones íntimas hasta grupos grandes.

Además, a través de la coctelería, Basuki quiere llegar a públicos de todo tipo de edades y paladares, con la intención de ofrecer una carta con propuestas clásicas a la vez que se experimenta con la coctelería molecular. En este capítulo se pueden disfrutar diferentes técnicas y texturas aplicadas al cocktail, juegos de crujientes, explosiones en boca, geles y todo un amplio abanico de sabores que se extiende desde los más exóticos a los considerados más tradicionales.

Todo ello para disfrutar en un espacio que irradia personalidad con un sello particular de diseño. La planta principal integra la zona de espera y coctelería, un salón comedor con capacidad para acoger a 40 personas, así como la vinoteca y la cocina vista. Este espacio se puede utilizar tanto para cenas sentados o para realizar una recepción o unas copas, antes o después de una cena.

En la planta superior espera un comedor con capacidad para 40 comensales y un distinguido reservado de hasta ocho personas.