bilbao basket

La cuenta atrás

Jaka Lakovic se dirige a sus jugadores en un tiempo muerto del último partido de la temporada en Burgos. Foto: ACBPhoto

El futuro del Bilbao Basket se decidirá en los próximos dos meses con un encadenamiento de plazos y decisiones que no siempre estarán en sus manos

Un reportaje de Roberto Calvo - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

CONCLUIDA la peor temporada de su historia con el descenso deportivo, el Bilbao Basket empieza a descontar una cuenta atrás al final de la cual le espera una supervivencia que sería milagrosa y le llevaría a jugar en la Liga Endesa o la LEB Oro la próxima temporada o una desaparición del mapa baloncestístico que en estos momentos no es descartable. Al mismo tiempo que los días vayan cayendo, se sucederán reuniones, gestiones y decisiones que determinarán el futuro del club mientras la afición a la que tanto se ha apelado en los últimos días espera acontecimientos sin poder participar de ellos. Este partido no es suyo y en este partido, que puede durar como mínimo dos meses, no vale equivocarse porque está en juego el futuro.

A falta de explicaciones del consejo de administración, uno de los escenarios que se contempla es que el club vizcaino pueda mantener su plaza en la ACB porque no se produzca algún ascenso. El Breogán, que ganó su plaza hace un mes, lo tiene bien encarrilado, según parece, por lo que ahora todas las miradas se fijan en el Prat, al que el entorno del Bilbao Basket mira con inusitado interés desde hace muchas semanas. Este club catalán ya dijo que no va a poder cumplir con las condiciones de ascenso, pero para dejar una plaza libre tiene que ganar el play-offde la LEB Oro. Hasta ayer, iba 1-1 con el Melilla y con dos partidos este fin de semana en la ciudad norteafricana. Si pierde los dos, el Bilbao Basket se quedaría sin esta baza y debería esperar a que acabara la última eliminatoria de la LEB, entre el 8 y el 12 de junio, y ver si algún club renuncia.

A partir de ahí, llegarán otras fechas aproximadas que habrá que cumplir escrupulosamente. Hasta la segunda semana de julio estará abierto el plazo de inscripción en la ACB y en la LEB Oro. Sin embargo, que no haya ascensos no significa que el Bilbao Basket vaya a recuperar su plaza en la Liga Endesa. Cuando algún club no cumple los requisitos, la ACB dispone de esa plaza y, normalmente, la ofrece al mejor de los descendidos, que debe superar una serie de controles económicos para que la asamblea de clubes le readmita como miembro. Y las deudas que arrastra el Bilbao Basket no invitan al optimismo. Para apuntarse en LEB Oro, el club debería depositar un aval que este curso fue de 150.000 euros y abonar una cuota de otros 36.000 antes de finales de septiembre.

Todo esto en el caso de que el Bilbao Basket siga como tal, porque la posibilidad de crear un proyecto nuevo lleva unas semanas circulando por el entorno del club como una alternativa para mantener el baloncesto profesional en Bizkaia. En este supuesto habría que tener en cuenta que esa entidad no tendría ningún derecho deportivo y debería esperar para encontrar hueco en alguna liga a través de invitación o compra de derechos. De nuevo, habría que esperar casi dos meses para ubicar a Bilbao en alguna competición.

Ahora que la mayoría de los clubes ya han iniciado su planificación deportiva, el Bilbao Basket no puede hacer nada porque no sabe qué va a ser de él. Porque, además, se plantea acudir a un preconcurso de acreedores para tratar de adecentar su situación económica. Esto supondría otro plazo de tres meses para las distintas negociaciones y acuerdos que harían imposible trabajar también los aspectos deportivos. Por todo esto y porque algunas de estas cuestiones no se han avanzado, se intuye otro verano muy largo para el Bilbao Basket con el agravante, como todo el curso en la cancha, de no depender de sí mismo. La cuenta atrás ya está activada y las primeras medidas no pueden demorarse mucho. De todos modos, no sería raro llegar a agosto con el futuro a vueltas. La paciencia de la afición se pondrá otra vez a prueba.

Secciones