en Fort Worth

Rahm se sube a la montaña rusa

Jon Rahm, en un momento del recorrido de ayer en el Forth Worth Invitational. (Foto: Afp)

saldrá hoy a ocho golpes del líder justin rose tras firmar cinco birdies y cinco bogeys

Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bilbao - Jon Rahm avanzó por terreno quebrado, se quedó corto en la segunda jornada del Fort Worth Invitational y saldrá hoy en el tercer día a siete golpes de Justin Rose. El inglés aprovechó el turno matinal y con una tarjeta de 64 golpes puso el liderato muy caro cuando se fue a descansar en diez bajo par. Además, el día se fue complicando con fuerte viento y un ambiente pretormentoso en esta zona de Texas que dificultaron el juego por la tarde. Todos los que jugaron por la tarde debían lanzarse a la caza del campeón olímpico en Río y solo el argentino Emiliano Grillo llegó al doble dígito en su tarjeta antes de enredarse en el campo.

El de Barrika arrancó con fuerza con dos birdies en el hoyo 2 gracias a un excelente segundo golpes y el 3, este con un gran putt desde diez metros. Pero pronto llegaron una serie de hoyos en los que Rahm tuvo problemas para llevar la bola a green. En el 4 se quedó corto de salida y en el 5 visitó el búnker, lo que le costó sendos bogeys y tener que empezar de nuevo. En el 7 necesitó tres putts para hacer el par y en el 8, otro tanto para cometer otro bogey que le ponía en situación de cierto riesgo al iniciar la segunda mitad de su vuelta.

Con uno bajo par, estaba a solo cuatro golpes del Top 10, pero también a dos de la línea de corte. En el hoyo 10, dejó otro de esos golpes geniales que le definen al embocar desde la trampa de arena para sacar un birdie inesperado que le devolvió al par del campo. El 11, el segundo par 5 del Colonial County Club, también se le escapó vivo ayer y había que buscar nuevas oportunidades para enderezar la vuelta y escalar posiciones de nuevo. Cayó una en el 12 con un gran approach que le dejó un putt de metro y medio para sellar otro birdie.

altibajos Pero la línea de altibajos no paró. En el 13, uno de los hoyos emblemáticos al estar situado el green tras una gran lengua de agua, Rahm se pasó de salida y pese a que su golpe de acercamiento fue bueno falló un putt de un metro lo que colocó otro bogey en su marcador. La flecha volvió hacia arriba en el 14, que el vizcaino jugó con precisión clínica: drive de 314 metros al centro de la calle, segundo golpe perfecto para dejar la bola a medio metro del agujero y putt sencillo. Era el quinto birdie de un día subido en la montaña rusa.

En condiciones normales, Jon Rahm había asegurado jugar el fin de semana en Fort Worth, aunque había que rematar una faena demasiado ajetreada. En el 16 salvó un par apurado, pero en el 17 otro error en un putt de metro y medio le condenó a su quinto bogey. En el 18 se le escapó otra opción factible de birdie y acabó en la casilla de salida con una tarjeta al par que le obliga a tener que apretar el acelerador para recortar. Rose está lejos, pero el tercer puesto solo le aventaja en cuatro golpes. Aún hay margen para meterse en la pelea por el torneo, pero el de Barrika tendrá que bajarse de la montaña rusa en el día del movimiento y afinar en los greenes, donde ayer se dejó algunos golpes de los que duelen. - Roberto Calvo

Secciones