Harvey Weinstein, el ‘monstruo’ de Hollywood, en libertad vigilada

El productor de Hollywood Harvey Weinstein llega a una comisaría de Nueva York. (EFE)

El productor se entregó en una comisaría de Nueva York y salió bajo una fianza de un millón de dólares

Araitz Garmendia - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bilbao - Eran las 7.30 horas en Nueva York cuando el productor Harvey Weinstein entraba en una comisaría de la ciudad para cumplir con el procedimiento de registro. Allí le tomaron la foto y las huellas dactilares para enfrentar los cargos criminales que se le imputan. Su entrega se rumoreaba desde el jueves, y en la puerta le esperaban numerosos fotógrafos y periodistas. El empresario llegó con una chaqueta oscura, suéter azul, camisa blanca y, curiosamente, con tres libros bajo el brazo, uno de ellos una biografía de Elia Kazan, directora de clásicos como La ley del silencio o Un tranvía llamado deseo.

Poco después, la Policía publicó un comunicado en el que indicó que Weinstein fue “arrestado, procesado e inculpado de violación, acto sexual criminal, abuso sexual y agresión sexual por incidentes que involucran a dos mujeres”, unos hechos que tuvieron lugar en 2014 y 2013. Pero poco tardó en abandonar las dependencias policiales. Una hora y media más tarde salía tras haber pagado una fianza de un millón de dólares (853.000 euros). “Los cargos de hoy -por ayer- reflejan un progreso significativo en esta investigación activa y en curso. Agradezco a los valientes supervivientes que se prestaron y a los fiscales de mi oficina que han trabajado incansablemente en esta investigación”, declaró el fiscal Cy Vance según señalóThe Hollywood Reporter.

Weinstein, por su parte, ha decidido declararse no culpable de los delitos de los que se le acusa, tal y como adelantó su abogado, Benjamin Brafman. Setenta mujeres denunciaron al productor de conducta sexual inapropiada, incluyendo violaciones. Algunas de ellas son actrices mundialmente conocidas, como Uma Thurman, Salma Hayek, Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Lena Headey, Rose McGowan o Cate Blanchett. A ellas se sumó la intérprete Ashley Judd, quien le señaló como la causa del final de su carrera, ya que tras rechazar al cofundador del estudio Miramax, en los años 90, fue vetada para la trilogía El señor de los anillos, producida por New Line Cinema.

la réplica Cuando estalló el escándalo, a Weinstein le abandonaron todos los importantes ejecutivos de la “meca del cine”, incluida su esposa y madre de dos de sus hijos, la diseñadora Georgina Chapman, quien además afirmó que desconocía los abusos cometidos por su marido. De hecho, el consejo directivo de Weinstein Co, la compañía que fundó junto a su hermano en 2005, lo despidió, y poco después la empresa de declaró en bancarrota.

Sin embargo, el productor norteamericano mantiene su inocencia y su abogado aseguró a los medios que “siempre ha mantenido que nunca ha tenido un comportamiento sexual no consentido con nadie. Nada sobre este procedimiento cambia la postura del señor Weinstein. Se ha declarado no culpable y espera ser exonerado”.

El letrado dijo que espera que el caso de su cliente se resuelva pronto, que han cumplido con todas las condiciones de libertad bajo fianza, y que la próxima cita del productor en la corte será el próximo 30 de julio. “Puedo anticipar que cuando sean sometidas a un interrogatorio -en el caso de que lleguemos tan lejos- las mujeres que hicieron estas acusaciones, no se creerán las mismas. Suponiendo que obtengamos doce personas justas que no hayan sido consumidas por el movimiento que tiene tomado este caso”, agregó el abogado refiriéndose a la organización #MeToo, que ha ayudado a destapar cientos de casos de abusos tanto en el mundo del cine como en el del periodismo o la política.

cronología del caso

denuncias

70

Secciones