La cumbre del turismo acaba su misión en Donostia sin acordar una declaración

Una de la sesiones de trabajo de la OMT celebrada en Donostia. (Foto: Efe)

La OMT convocará un concurso internacional para crear ‘startup’ vinculadas al sector

Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

DONOSTIA - La capital guipuzcoana despidió ayer la cumbre de la Organización Mundial del Turismo (OMT) con un cierto sabor agridulce, después de que el Comité Ejecutivo concluyera su misión en Donostia sin firmar una declaración con el nombre de la ciudad. El encuentro, no obstante si sirvió para designar al equipo que acompañará al nuevo secretario general de la OMT durante los próximos cuatro años, renovar la imagen de la organización, también su logo, y abordar el plan de trabajo de esta nueva etapa marcada también por la sostenibilidad y la transformación digital.

Además, tras su cita en la capital guipuzcoana, la OMT prevé la convocatoria de un “concurso de grandes dimensiones a nivel mundial” en el que espera que participen representantes de más de cien países para la creación destartup tecnológicas vinculadas a este sector en constante crecimiento.

Así lo anunció ayer el consejero vasco de Turismo, Alfredo Retortillo, en declaraciones a los periodistas, en el Kursaal, epicentro de la 108 reunión del Comité Ejecutivo de la OMT, que celebró su jornada de clausura.

Retortillo aseguró que esta cumbre del turismo mundial, que arrancó el pasado miércoles con una recepción oficial y fue inaugurada el jueves por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, “ha sido todo un éxito”.

Delegaciones de medio centenar de países, integradas por 250 personas, entre las que se encuentran 18 ministros y 17 embajadores, participaron en este encuentro de alto nivel internacional, que ha convertido a Donostia en la “capital mundial del turismo”.

Representantes de Argentina, Azerbaiyán, Cabo Verde, China, Congo, Egipto, Francia, Ghana, Grecia, India, Jamaica, Marruecos, Corea, Namibia, Portugal, Paraguay, Arabia Saudí, Seychelles, Tailandia, Uruguay, Zimbabue, Andorra, Costa Rica, Kenia, Perú o Emiratos Árabes asistieron a este foro en el que se deciden las políticas turísticas a medio y largo plazo.

La OMT abrió además en la capital guipuzcoana una nueva etapa bajo la dirección de Zurab Pololikashvili, quien presidió por primera vez una reunión del Comité Ejecutivo, tras tomar posesión de su cargo el pasado 1 de enero.

Expectativas “positivas” Zurab Pololikashvili también aseguró en el transcurso de la cumbre que la organización maneja expectativas “positivas” para el sector turístico mundial, acordes con las estimaciones de crecimiento de la economía mundial del 3% o el 4% realizadas para este año por el Banco Mundial.

El turismo internacional superó las expectativas de crecimiento en 2017, con 1.322 millones de viajeros en todo el mundo, lo que supuso un aumento del 7% respecto a 2016, que fue el más alto en siete años.

El turismo continuará su senda de crecimiento durante este año aunque a un ritmo más sostenible, en torno al 4%, según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo, cuyo secretario general aboga por reforzar “la calidad”, no solo la cantidad, en un sector que debe apostar por “la formación y la innovación”.

En este ámbito de actuación se enmarca el concurso mundial para la creación de empresas tecnológicas emergentes que, según precisó ayer el portavoz de la OMT, Marcelo Risi, todavía está en fase de diseño, aunque podría ser lanzado hacia el mes de junio.

Risi también dijo que el “músculo real del turismo” son las pymes y apostó por fomentar el emprendimiento y el empleo de calidad en un sector que “crece en todo el mundo año tras año”. - Efe

Secciones