ampliación de la A-8 entre Solares y Bizkaia

Dos nuevos viaductos dotarán de tres carriles a Saltacaballo

El alto de Saltacaballo se superará con dos largos viaductos que bordearán por la costa el promontorio. Foto: J. M.Martinez

El ministro De la Serna presentó ayer la ampliación de la A-8 entre Solares y Bizkaia
Sin fecha para el inicio de las obras, dijo que costarán 495 millones

Alberto G. Alonso - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Los miles de vizcainos que cada día utilizan la autopista A-8 en su tramo cántabro tienen cada vez más cerca el final de las caravanas y los atascos que sobre todo se generan en verano. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó ayer en Santander el anteproyecto de ampliación a tres carriles de esta vía esencial de comunicación entre los 60 kilómetros que separan la localidad de Solares y la muga con Bizkaia. Un proyecto para el que no se atrevió a dar fecha de inicio de los trabajos pero del que sí desgranó cómo se ejecutará.

Una de las acciones más complicadas, superar el alto de Saltacaballo, finalmente no se acometerá con un túnel sino que se ha optado por la futura construcción de dos grandes viaductos que bordearán con una curva circular el promontorio y que medirán 802 metros y 724 metros cada uno de ellos, “una solución que ha sido difícil de alcanzar por la especial orografía de la zona”, indicó el ministro que anteriormente fue alcalde de Santander. Esta actuación, que está en fase de revisión y que se someterá a información pública a efectos ambientales a finales de junio, tiene prevista una inversión inicial de 495 millones de euros.

El objetivo de los trabajos es agilizar el tráfico en este prolongado tramo de la autopista del Cantábrico por el que circulan una media de 37.370 vehículos al día pero que alcanza los 47.675, los festivos y fines de semana, en la zona más cercana al País Vasco, y que además se prevé que se incremente hasta más de 53.000.

En los 60 kilómetros de autovía a ensanchar hay algunas zonas que, por ser de construcción más reciente, cuentan con infraestructuras planteadas para acoger ese tercer carril, pero otras, como los tramos de Treto a Colindres y de Castro Urdiales a la muga con Bizkaia, no tienen esas características, por lo que el coste de la actuación se eleva considerablemente.

Las labores se han dividido en tres tramos: 24 kilómetros de Solares hasta Colindres, desde este punto hasta el viaducto de Mioño, 29 kilómetros, y desde este último hasta Euskadi, seis kilómetros más.

En este sector, el que más vizcaino utilizan, además de los mencionados viaductos de Saltacaballo, se plantea sustituir el puente que sobrevuela Ontón por uno nuevo, que constará de dos viaductos gemelos de 264 metros de longitud.

En el tramo que va desde Colindres y Mioño, destacan las actuaciones en el viaducto de Oriñón, con el objetivo de ampliar el tablero para ubicar el tercer carril en cada sentido, y en el túnel de la Hoz, en el que se ampliará los dos tubos actuales para ensanchar su sección. En total, en este tramo se ejecutarán ocho nuevas estructuras consistentes en dos pasos superiores, cinco inferiores y una pasarela peatonal solicitada por el Ayuntamiento de Castro Urdiales.

Por lo que se refiere al tramo más alejado de Bizkaia se crearán dos nuevas estructuras y se trabajará sobre otras cuarenta existentes. Además, se hará una rectificación del trazado junto al área de descanso de Jesús del Monte, donde se plantea ubicar un área de servicio.

Al detalle

Secciones