se impone por 22-14 a Aimar Olaizola

Altuna se lleva la txapela del Manomanista

Un momento de la final del Campeonato Manomanista 2018, que se ha disputado entre Olaizola y Altuna en el Frontón Bizkaia. (EFE)
Un momento de la final del Campeonato Manomanista 2018, que se ha disputado entre Olaizola y Altuna en el Frontón Bizkaia. (EFE)
Un momento de la final del Campeonato Manomanista 2018, que se ha disputado entre Olaizola y Altuna en el Frontón Bizkaia. (EFE)
Un momento de la final del Campeonato Manomanista 2018, que se ha disputado entre Olaizola y Altuna en el Frontón Bizkaia. (EFE)
Un momento de la final del Campeonato Manomanista 2018, que se ha disputado entre Olaizola y Altuna en el Frontón Bizkaia. (EFE)
Un momento de la final del Campeonato Manomanista 2018, que se ha disputado entre Olaizola y Altuna en el Frontón Bizkaia.

El guipuzcoano Jokin Altuna se caló este domingo su primera 'txapela' de campeón del Campeonato Manomanista, el torneo más importante de la pelota vasca, imponiéndose en la final al navarro Aimar Olaizola en un abarrotado frontón Bizkaia de Bilbao por 22-14.

Ramón Orosa - EFE - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 19:48h.

BILBAO. En lo que era un duelo generacional, Altuna III, de 22 años, acabó superando a Olaizola II, que buscaba su quinto Manomanista y su decimoquinto gran título, en un gran partido que mantuvo la igualdad hasta el 13-14 y en el que el de Amezketa decidió con un parcial de 1-8 hasta el marcador definitivo.

Fue un gran partido entre dos pelotaris no demasiado brillantes en ataque, pero entregados y con una gran defensa, en medio de un espléndido ambiente con los habituales más de 3.000 aficionados en las finales que acoge el frontón bilbaino.

Además de la primera en el Manomanista, la de hoy es la segunda txapela de Altuna en el grandes torneos, ya que logró otra en 2017 en el Cuatro y Medio, en el que suma dos finales.

El guipuzcoano es el sexto campeón diferente en los seis últimos años tras el propio Olaizola (2013), el ya retirado Juan Martínez de Irujo (2014), los dos grandes dominadores de lo que va de Siglo XXI, Mikel Urrutikoetxea (2015), Iker Irribarria (216), con el vencedor de hoy los nuevos grandes valores de la mano, y Oinatz Bengoetxea (2017), este también de la 'vieja guardia'.

El duelo empezó con dos tantos seguidos de Olaizola, a pesar de que el primer saque correspondió a Altuna. Reaccionó el de Amezketa para meter el encuentro en una primera fase de tremenda igualdad, con los dos protagonistas defendiendo muy bien al aire. Aunque quizás con Altuna más brillante, a pesar de lo parejo del marcador (3-3, 4-4, 5-5, 8-8).

Ahí, en lo que parecía un inicio de tacada del navarro con un 2-0 para igual el 6-8 con el que se había adelantado Altuna, llegó una de las jugadas claves.

A Aimar le botó justo en la raya una volea cruzada al ancho con la que parecía que iba adelantarse 9-8 y encadenar un 3-0 de parcial y Altuna aprovechó la desilusión del de Goizueta para encadenar la primera de la dos buenas tacadas que le permitieron lograr la victoria.

Fue un 0-6 que le adelantó 8-14 que parecía empezar a ladear el choque del lado azul. Pero reaccionó colorado con un 5-0 que devolvió las cosas casi como al principio (13-14), con la sensación que la gran defensa de aire de Altuna a media cancha empezaba a flaquear.

Un dos paredes del de Aspe tras dominio del de Asegarce que impidió al navarro empatar a 14 también tuvo mucha incidencia en el resultado final, ya que el ganador empezó a rematar con más finura que hasta entonces.

Y también aprovechó varios errores no demasiado forzados del campeonísimo navarro, que tuvo una decena de ellos, bastante más de lo que acostumbra.

A Aimar ya no le valió ni el 20-14 que le regaló el guipuzcoano porque ya Altuna estaba lanzado, había recuperado su gran defensa del inicio y cerró el 22-14 final con una dejada a placer.

Marcador: 2-0, 2-3, 3-3, 3-4, 5-4, 5-7, 6-7, 6-8, 8-8, 8-14, 13-14, 13-20, 14-20 y 14-22. EFE

Secciones