líderes de las dos Coreas

Kim y Moon se ven por sorpresa para tratar la cumbre con Trump

(YOUTUBE - EFE)
El líder de Corea de Norte, Kim Jong-un, y su homólogo surcoreano. (Foto: Efe)

La Casa Blanca asegura que siguen los preparativos de la cita para desnuclearizar Corea del Norte

líderes de las dos Coreas - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Seúl - Los líderes de las dos Coreas -el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in y el líder norteño, Kim Jong-un- celebraron ayer, en secreto y totalmente por sorpresa, su segunda reunión en apenas un mes para tratar la mejora de lazos y la posible celebración de la cumbre entre Kim y el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Moon Jae-in, y el líder norteño se reunieron durante dos horas en la militarizada frontera entre los dos países, según detalló la oficina presidencial surcoreana en un comunicado. “Los dos líderes intercambiaron opiniones amistosamente de cara a implementar la declaración de Panmunjom del 27 de abril y para lograr que se celebre con éxito una cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos”, explicó en el texto el portavoz presidencial, Yoon Young-chan.

Los portavoces de Casa Azul (la oficina presidencial surcoreana) no quisieron aportar por el momento más información, incluyendo cuál de las dos partes solicitó celebrar la sorpresiva cumbre. Simplemente añadieron que el presidente Moon anunciará los resultados de la reunión a las 10.00 de la mañana (hora local) el domingo, tal y como han acordado las dos Coreas.

El encuentro se produce apenas dos días después de que Trump anunciara súbitamente que cancelaba la cumbre para tratar con Kim el posible desmantelamiento de su programa nuclear, aunque el viernes el presidente estadounidense reculó diciendo que aún es posible celebrar la reunión el 12 de junio en Singapur como estaba previsto.

Kim y Moon ya celebraron el 27 de abril una primera cumbre, en la que firmaron una declaración en la que se comprometían a trabajar para lograr la “total desnuclearización” de la península coreana.

En apenas un mes, los líderes de ambas Coreas han reunido dos veces, algo impensable hasta hace poco para dos países técnicamente en guerra y que hasta el año pasado apenas habían celebrado dos cumbres de mandatarios en sus más de siete décadas de existencia.

Casa Azul envió a los medios varias fotografías del encuentro y explicó que este se celebró esta vez en la franja Norte-el de abril fue en el lado Sur- de la llamada Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único punto de la frontera donde soldados de las dos Coreas se ven las caras.

Según las fotos facilitadas por la oficina presidencial, en el encuentro que mantuvieron los dos líderes participaron además los respectivos jefes de inteligencia de ambos países, Suh Hoon (Sur) y Kim Yong-chol (Norte). Otras instantáneas muestran a los dos líderes saludándose con un abrazo y a Moon estrechando la mano de la hermana del líder, Kim Yo-jong, que también viajó con la comitiva norteña hasta la frontera.

Se espera que Moon se refiera mañana a las posibilidades de que Kim y Trump puedan verse finalmente o no las caras el 12 de junio en Singapur como estaba planeado o lo podrían hacer en una fecha posterior.

Trump canceló el jueves la histórica cumbre con Kim -que sería la primera en la historia entre líderes de Estados Unidos y Corea del Norte- después de lo que consideró una serie de comentarios “hostiles” por parte del liderazgo norcoreano contra su vicepresidente, Mike Pence.

En los últimos días Pionyang había condenado las palabras de Pence o del asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, apoyando el modelo de desnuclearización acordado entre Estados Unidos y Libia en 2003, un sistema que el régimen considera como un desarme “unilateral” y que ha rechazado tajantemente. Sin embargo, Trump pareció rectificar el viernes después de que ese mismo día el régimen mostrara su disposición a reabrir el diálogo “en cualquier momento y de cualquier manera” mediante un comunicado firmado por el viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan. “Estamos hablando con ellos ahora. Fue un comunicado muy amable el que sacaron. Veremos lo que ocurre”, afirmó Trump en sus últimas declaraciones al respecto.

Preparativos de Washington Por su parte, la Casa Blanca informó ayer de que sigue con los preparativos para la cumbre bilateral del 12 de junio en Singapur. “El equipo de preparativos de la Casa Blanca para Singapur se irá (ahí) según lo programado para prepararse en caso de que tenga lugar la cumbre”, declaró a los periodistas la portavoz de la oficina presidencial, Sarah Huckabee Sanders. Sin embargo, después de la misiva de Washington, Corea del Norte mostró su disposición a retomar el diálogo bilateral “en cualquier momento”. - Efe

Secciones