datos de Bizkaia

Más de cien jóvenes fueron tratados por agredir a sus padres

En el primer trimestre de 2018 se registraron en el Estado 37.829 mujeres víctimas de violencia de género (Borja Guerrero)

El programa foral creado hace casi diez años para paliar la violencia filioparental atiende cada vez a más adolescentes

Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El programa de intervención familiar especializado en violencia filioparental de la Diputación foral de Bizkaia atendió el pasado año a 101 adolescentes y jóvenes agresores (76 chicos y 25 chicas), correspondientes a 98 familias. De ellos, 17 agresores tenían entre 10 y 13 años, 24 entre 14 y 15 años, 46 de 16 a 18 años y 14 jóvenes de 19 a 21 años.

El programa fue puesto en marcha por la Diputación en diciembre de 2008 con la finalidad de dar respuesta al “grave problema de la violencia filioparental, cada vez más relevante en nuestra sociedad, por el aumento no solo de su frecuencia, sino también de su intensidad”. En este sentido, en los últimos cuatro años ha aumentado en un 23% el número de jóvenes agresores en el ámbito familiar asistidos por los servicios forales vizcaínos. En concreto, de 82 adolescentes atendidos en 2014, se pasó a 96 al año siguiente, a 100 en 2016 y uno más el pasado año.

El programa atendió en 2017 a un total de 320 personas, los 101 jóvenes agresores y 211 familiares de éstos de los cuales 98 fueron madres, 64 padres, 54 hermanos y hermanas, y tres otros familiares.

Este programa aborda la violencia de los adolescentes que agreden a sus madres y padres u otros familiares convivientes. En el tratamiento se aborda de una manera central la perspectiva de género que subyace a la problemática de esta violencia y que se manifiesta en todos los casos atendidos. El abuso ejercido puede ser físico, psicológico y/o económico. Pueden ser beneficiarias de este programa las familias vizcainas, cuyos hijos o hijas, con edades comprendidas entre los 10 y 21 años, ejerzan violencia filio-parental. - E. Press

Secciones