Mágico inicio del Portugalete

un comienzo prometedor del conjunto jarrillero, con tres tantos, fue suficiente para ganar al llanes y seguir vivo en el ‘play-off’ de ascenso

Juan Carlos Grande - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Portugalete 3

Llanes 0

PORTUGALETE: Mediavilla, Garmendia (Min. 80, Bengoetxea), Cubería, Moya, Artabe, Corres, Chopi, Arbeloa, Gabri Ortega (Min. 74, Neira), Infante (Min. 28, Josué) y Bonilla.

LLANES: Chus Lastra, Bruno (Min. 84, Armas), Manu Blanco, Pascual (Min. 77, Corgo), Berto Toyos, Diego, Jorgan, Tornavaca (Min. 58, Pablo Prieto), Jorge Rodríguez, Gael y Diego Ardas.

Goles: 1-0: Min. 5;Bonilla. 2-0: Min. 6;Bonilla. 3-0: Min. 49;Arbeloa.

Árbitro: Mohammed Abbou. Expulsó por doble amarilla al jugador del Llanes Berto Toyos en el minuto 87. Además, amonestó al local Moya;y a los visitantes Pascual y Jorge Rodríguez.

Incidencias: Unos 1.200 espectadores en La Florida.

portugalete - El Portugalete estará hoy en el bombo de la segunda ronda del play-off de ascenso a Segunda División B tras dejar en la cuneta a un débil Llanes, que ayer cayó derrotado en la Florida en un encuentro marcado por los tres tantos locales. Y es que nada tuvo que ver el duelo de ida (0-0), disputado en el peculiar campo asturiano -con aquella impracticable superficie-, con el encuentro visto ayer en terreno vizcaino. En La Florida, el Llanes no tuvo opción alguna y acabó el partido más que resignado. De hecho, en el minuto 6, el Portugalete ya había hecho dos tantos y, nada más comenzar la segunda mitad, Arbeloa puso la sentencia con el tercero.

Así, apenas le dio tiempo a Bonilla a marcar dos goles en un comienzo trepidante y efectivo de los de Carlos Docando. Y, nada más empezar, ya se acabó la eliminatoria como por arte de magia. En un periquete. Y eso que a continuación Infante tuvo que ausentarse de la contienda, y seguramente también de toda la liguilla de ascenso, por una rotura de codo producida tras una mala caída a la media hora del pitido inicial. Pero es que el rival no daba ni para sorpresas, ni inquietudes, ni más historias. La fortaleza de su pequeño campo deja entrever en una eliminatoria a doble partido a un equipo muy limitado por lo visto ayer en La Florida.

Sin apenas el tanteo típico inicial entre dos equipos que acaban de empezar un encuentro, Bonilla abrió la lata del triunfo. El delantero local se encontró un centro lateral y con un certero remate de cabeza subió el primer gol al marcador. Pero es que, en el minuto siguiente, el jugador jarrillero ya había hecho su segundo de la mañana. Aprovechando su ventaja en la disputa, en un balón a la espalda de la defensa visitante, y tras un control orientado, desde el centro del área marcó con un disparo cruzado ante el que nada pudo hacer el guardameta Chus Lastra.

El Llanes estaba noqueado y boquiabierto. Y ya no tuvo capacidad de respuesta en todo el partido. Al técnico visitante no le había salido el guion como lo tenía previsto -aguantar el empuje y juego local y jugársela a una acción aislada- y solo quedaba salir del envite con la cabeza bien alta. El equipo visitante hizo un amago de acercamiento a balón parado, pero que se quedó en nada. Mediavilla no tuvo que realizar ninguna parada ante el inexistente peligro de los verdes. Aún así las incomodidades e infortunio llegaron para el técnico local. Antes de la media hora, Infante tuvo que ser sustituido lesionado. Y ya apenas hubo que destacar más hasta el descanso.

La sentencia En la segunda parte, con un nuevo acierto local en los primeros minutos, el choque acabó por completo. Arbeloa escorado al borde del área en el flanco derecho disparó a bote pronto logrando el golazo de la matinal. El Portugalete tampoco quiso hacer sangre y el resultado no se alteró. Fue un periodo vulgar;ni intensidad, ni fútbol rápido. Dio la sensación de que el equipo local estaba cómodo y sobrado ante un rival que no jugaba ni directo, ni combativo. El Llanes demostró ser muy inferior al Portugalete y apenas dio respuesta, ni propuesta, frente al inicio acertado de los jarrilleros. Para el final, el equipo visitante se quedó en inferioridad por expulsión de Berto Toyos y si antes no hubo opciones;sin tiempo, ni recursos, menos. Ahora a pensar en la suerte del bombo en la segunda ronda.