Justin Rose se impone

Pudo ser mejor

jon rahm acaba quinto en el fort worth invitational por culpa de dos bolas al agua y su falta de acierto con el putt. justin rose se impone con autoridad

Roberto Calvo - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Era muy complicado y pronto se tornó en imposible. Jon Rahm acabó su concurso en el Fort Worth Invitational en el quinto puesto compartido, pero la pelea por la victoria le quedó siempre muy lejos porque Justin Rose jugó un golf de manual y no permitió que nadie le apartara de su primera victoria del año y la novena de su carrera en el PGA Tour. El de Barrika inició la última jornada con un esperanzador birdie en el hoyo 1, en el que acercó la bola al hoyo con el wedge ya dentro del green, pero de nuevo le faltó tino en la definición y dejó escapar varias oportunidades de recortarle golpes al Colonial Country Club y, de paso, acercarse a la cabeza.

En el 2 y en el 3 falló dos putts asequibles de dos metros que habrían elevado sus opciones. Porque Rose salió de nuevo como un tiro y con dos birdies consecutivos frenó el ataque de sus rivales más cercanos que facturaban birdies desde todas las posiciones, algo que a Rahm la faltó. Al inglés le salió un duro enemigo con Kevin Na que llegó desde atrás para empatar el récord del campo texano en una jornada con 61 golpes y marcharse a la Casa Club con 14 bajo par. Pero el ritmo de Justin Rose era imparable y para entonces ya estaba en -18 gracias a cinco birdies y un bogey en los primeros siete hoyos. La victoria dependía solo de él, de que no hubiera un hundimiento estrepitoso en un jugador tan seguro como el inglés.

Jon Rahm encadenó pares insuficientes, buena ejecución, pero mal remate en los greenes, y cerró la primera mitad de su vuelta con un bogey. Su segundo golpe golpeó unas ramas y su vuelo recortado por esa incidencia acabó en el agua. Sumó un impacto a su tarjeta que ya la dejaba al par del campo y sin ninguna opción y le obligaba a trabajar para defender su posición entre los diez mejores del torneo porque tenía un nutrido grupo de jugadores empatados o a un golpe o quizás aspirar al quinto puesto ya que Rose era un vendaval en busca del récord del torneo, que solo se le escapó por un bogey en el 18, y los tres siguientes estaban lejos, pese a que Koepka calcó el recorrido del líder en un partido estelar que maravilló a los aficionados.

otra al agua Un birdie, al fin, en el hoyo 10 acercaba ese objetivo para Rahm, pero en el 13, el más complicado del Colonial, su bola visitó de nuevo el agua. Otro bogey inevitable al que siguió, como en la secuencia anterior, un birdie con un gran putt desde diez metros. El de Barrika lo celebró con un gesto de rabia, seguramente lamentando todos los que, mucho más sencillos, se le escaparon en los cuatro días y le impidieron acabar bastante más arriba. Más vale tarde que nunca, cayó otro birdie en el 14 que le aupaba a ese puesto de privilegio entre los cinco primeros que, al menos, hacía justicia con su juego al que solo le faltó la puntilla alrededor de las banderas, una tónica que se repitió en el 16 y el 18.

Jon Rahm hizo casi todo bien en el Fort Worth Invitational, pero falló con el gol, salvo en ese tramo de diez hoyos de la tercera jornada que debe meter en la bolsa de la confianza. “He sentido la necesidad de arriesgar para hacer birdies porque Rose no fallaba. Podía haber pensado solo en mi vuelta, pero lo he sentido así. Creo que he jugado bien esta semana, aunque no he acertado con los putts. A veces pasa”, resumió, satisfecho el de Barrika con el balance global del torneo. Porque, con todo, este quinto puesto de Jon Rahm en Fort Worth es su primer Top 10 desde el Masters y el segundo desde que ganó el Career Builder Challenge en enero y le permite ganar un puesto en la FedEx Cup: del noveno al octavo. Su próxima cita será dentro de veinte días en el US Open, segundo major del año, que se jugará este año en el campo neoyorkino de Shinnecock Hills.

Por otro lado, Francesco Molinari se impuso en el BMW PGA Championship, primera cita de las Rolex Series, los torneos con más dotación económica del Circuito Europeo. El italiano ganó con 17 golpes bajo par, dos menos que el norirlandés Rory McIlroy y presentó su candidatura para el equipo de la Ryder Cup.

FORT WORTH INVITATIONAL

1. Justin Rose -20

2. Brooks Koepka -17

3. Emiliano Grillo -16

4. Kevin Na -14

5. Kevin Tway -10

5. Jon Rahm -10

5. Louis Oosthuizen -10

8. Joaquín Niemann -9

8. Ben Crane -9

8. Corey Conners -9