en la delimitación marítima

Israel asedia aún más a Gaza con una nueva barrera submarina

La construcción, que se inició ayer, “prevendrá filtraciones” y frustrará los objetivos de Hamás”

Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Jerusalén/Gaza - Israel inició ayer los trabajos de construcción de una barrera submarina en la delimitación marítima con la Franja de Gaza con el fin de “prevenir infiltraciones”, según anunció el Ministerio de Defensa. “Esta acción frustrará los objetivos de Hamás, que perderá otra capacidad estratégica y enormes cantidades de dinero”, declaró el titular de Defensa, Avigdor Lieberman, sobre el control del movimiento islamista en el enclave costero, y al que hace responsable de incursiones en territorio israelí.

La barrera, “un tipo de muelle impermeable único en el mundo”, consistirá en tres capas, incluyendo una debajo del nivel del mar, y estará completa en el plazo de un año, informaba un comunicado oficial.

El objetivo del establecimiento de este obstáculo es prevenir “infiltraciones”, como las sucedidas durante la operación militar israelí de 2014 sobre el enclave costero, cuando un grupo de Hamás consiguió nadar hasta la costa israelí. “La nueva respuesta a la amenaza a la seguridad fue diseñada para resistir las condiciones del mar y servir al establecimiento de defensa durante años”, remarcó el comunicado.

Lieberman advirtió de que Israel continuará “defendiendo a los ciudadanos israelíes con fortaleza y sofisticación”. Las autoridades israelíes también están construyendo una barrera subterránea en la frontera terrestre con Gaza para neutralizar los túneles de infiltración de las milicias armadas palestinas, que fue la razón por la que Israel lanzó la operación militar Margen Protector en 2014. El llamado proyecto Obstáculo consiste en un muro a lo largo de 65 kilómetros, y está dotado de sensores electrónicos para detectar cualquier intento de perforación.

Israel mantiene un bloqueo de la Franja de Gaza desde 2007, cuando Hamás, considerada una organización terrorista por Israel, la UE, EE.UU. y otros países, se hizo con el control del enclave costero.

Por su parte, los organizadores de las protestas palestinas en la Franja de Gaza anunciaron la salida de un barco mañana desde el puerto del enclave para denunciar “el bloqueo israelí”. “Hemos decidido llevar a cabo esta iniciativa para levantar el asedio y hacer hincapié en los derechos de nuestra gente”, declaró la llamada Comisión Nacional de la Gran Macha del Retorno, que promueve manifestaciones junto a la frontera israelí desde el pasado 30 de marzo.

Los miembros de la comisión llamaron a la población de Gaza a reunirse mañana en el puerto de la ciudad y apoyar el primer crucero que navegará en el Mediterráneo, coincidiendo con el aniversario del ataque israelí en mayo de 2010 a la conocida como Flotilla de la Libertad, que pretendía romper el bloqueo. “Gaza ha llegado a ser una gran prisión aislada del mundo y privada de sus derechos básicos por los once años de bloqueo israelí”, dijeron los organizadores en una conferencia de prensa. La comisión, compuesta por representantes políticos y sociales, también instó a la Autoridad Nacional Palestina a levantar las sanciones económicas en la Franja y a respaldar “con firmeza al pueblo palestino”.

Ayer, el portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf al Qedra, informó de la muerte otros dos jóvenes palestinos en Gaza tras el disparo de dos proyectiles por un tanque israelí. Desde que se iniciaron las protestas, 116 palestinos han muerto por fuego israelí, tanto en las manifestaciones como en incidentes violentos cerca de la valla frontriza con Israel. - Efe