Desconozco que desconozco

La Bienal

Por Juan de la Herrán - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Cuando pones este termino en Google no es necesario indicar que se trata de máquina herramienta. Está situada en primer lugar, por encima de Venecia o Sao Paulo, que son dos exposiciones internacionales de arte moderno, que a priori pueden parecer como más buscadas. En las últimas ediciones, las de la crisis, esto no era así y todo parece indicar que la edición de este año va a traer cifras de récord en cuanto a visitantes y expositores. Pero el indicador en el que nos tenemos que fijar es el de las ventas y hay bastantes esperanzas en que este año se pueda decir al final de la feria que hemos triunfado.

Si eres un estudiante quizás por los horarios o las acreditaciones no puedas ir a visitarla. Si tu centro de formación organiza una excursión, no dudes en apuntarte. Pero si vas, en lo que te tienes que fijar es en que las empresas que están allí están reclamando talento para cubrir puestos en los que ahora mismo no tienen a nadie. Pregunta qué buscan, qué software es el más demandado, qué hacen con las impresoras 3D, mira qué marca de robots es la que aparece en más estands. No pierdas la oportunidad, no te dediques a llenar la bolsa de bolígrafos, catálogos o regalos inútiles que acabarán allí metidos todo el año. Busca empresas que quieran estudiantes en prácticas o lánzate a preguntar en esa compañía de robótica en la que sueñas trabajar qué necesitan. Cuando llegues a casa no te cruces de brazos pensando que lo que te han dicho no tiene nada que ver con lo que estás estudiando. Busca los miles de cursos que hay en Internet, ponte a ver vídeos de YouTube o apúntate en alguna de las universidades que ofrecen programas de formación gratuitos en todo el mundo. Y si no sabes inglés, ahora es un buen momento para ponerte a subir tu nivel, al mismo tiempo que aprendes las tecnologías de la Industria 4.0.

Y a los feriantes os pido que además del esfuerzo en vender, vender y vender, tratéis de evangelizar a las nuevas generaciones. Atraerlos para que se formen en vuestros sistemas, animarlos a ver la tecnología como algo con mucho futuro y, sobre todo, pensad que sin esa labor es posible que la industria vasca de la máquina herramienta no acabe muriendo de éxito, la continuidad del sector está en vuestra mano.

Secciones