MESA DE REDACCIÓN

Capitanes de empresas

Asier Diez Mon - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

HACE ya unos años, uno de mis maestros en esta profesión que hizo ver la diferencia entre empresario y capitán de empresa. Afortunadamente en Euskadi hemos tenido auténticos almirantes que han dado sangre y pulso al tejido productivo y a los que hay que agradecer que la economía vasca esté donde esta. El caso es que esta semana que acaba de terminar he tenido un par de conversaciones con directivos de compañías que seguramente están cerca de ser capitanes o al menos no están muy lejos. Sin ánimo de elevar a nadie a los altares y por tanto sin desvelar nombres, cuatro o cinco detalles que me comentaron estas personas y mis conclusiones me han llevado a verlos con cierta admiración. Uno de ellos me contestó el teléfono en el aeropuerto de Madrid pasadas las 21.00 horas y me citó al día siguiente a las 9.30 en su fábrica entre dos reuniones, a pesar de que yo le hice ver que no tenía ninguna prisa y que podíamos dejarlo para un día más relajado. Algo que intuyo que queda fuera de su alcance. Otra de estas personas imbuidas en la gestión de una compañía me confirmó la buena salud de su empresa: “Estamos en la ola”. Pero luego me recordó que llega un momento en el que la ola rompe y te caes y hay que volver a dar brazadas para subirse a la siguiente. Y por último otro directivo, al hilo de la buena situación que atraviesa la economía vasca, lamentó nuestro reciente pasado. “Donde estaríamos si no hubiera existido ETA”.

Secciones