enkarterri

Los desfiles de La Encartada se despiden con ovación

La Casita de Wendy fue una de las firmas que desfiló entre telares.Foto: D. F. B.

Más de 1.500 personas asisten a la cita de moda en el museo de Balmaseda

Elixane Castresana - Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Balmaseda - En el trajín del backstage en la jornada inaugural miraban con recelo al río Kadagua, cuyo caudal había crecido de forma considerable consecuencia de las tormentas de la madrugada, pero si algún torrente se hizo notar en las jornadas de moda que albergó el museo Boinas La Encartada el viernes y el sábado fue el de la creatividad de los participantes. Más de 1.500 personas acudieron a Balmaseda para tomar nota de las propuestas que presentaron creadores consagrados y firmas pujantes que buscan su hueco, según informaron desde la Diputación Foral de Bizkaia, involucrada en la organización junto con el diseñador Alberto Etxebarrieta.

“Se generó un ambiente inmemorable, todo un ejemplo de patrimonio industrial que resultó la localización perfecta para conectar el pasado y el presente de la moda”, destacaron. El folklore vasco, y más en concreto, las máscaras que cubren el rostro en algunas celebraciones, fue el nexo de unión y el tema para los talleres infantiles que también figuraban en el programa. Y el mercado textil más tradicional que hasta hace diez años movía los telares de La Encartada regresó a las estancias de la mano de la asociación Mutur Beltz, que promueve la recuperación de la oveja carranzana cara negra. “La combinación de moda independiente y otras disciplinas” se plasmó en “una treintena de actividades y música ideales para que disfrutara público de todas las edades”.

Pero los focos apuntaron sobre todo a la pasarela habilitada “en un entorno poco convencional, entre maquinaria original del siglo XIX, correspondiente al periodo de la primera revolución industrial, en la línea de otros departamentos, como cardado, hilatura o remallado”. El broche final a los desfiles lo puso el colectivo Art Comes first en un formato innovador que permitió a los espectadores contemplar la presentación desde una estancia superior. En el capítulo de las charlas y las presentaciones destacaron las intervenciones de la bloguera y crítica Diane Pernet y los diseñadores Ángel Amor y Ernesto Artillo.

El evento, “que persigue generar sinergias entre profesionales del sector vascos, estatales e internacionales, sitúa a La Encartada en el calendario europeo” de una moda con sello propio, diferenciada de las producciones en masa que salen de las grandes superficies. Creaciones en las que “resuenan conceptos como sostenibilidad, prendas unisex y vanguardia en un momento de cambio”.

Secciones