Roland Garros

Lara Arruabarrena rompe la barrera de París

Lara Arruabarrena. (efe)

La tolosarra logra ante babos su primera victoria en el cuadro final de roland garros

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Siempre hay una primera vez para todo, incluso para ganar un partido en Roland Garros. Lo comprobó ayer Lara Arruabarrena, que derrotó a la húngara Timea Babos por 7-6 y 6-3 para sumar su primera victoria en el cuadro final del Grand Slam de la tierra. Lo había logrado en el Abierto de Australia, en Wimbledon y en el US Open, pero se le resistía París, algo extraño para una especialista en la superficie. Hasta ayer. La tolosarra, que trabaja bajo la supervisión del vizcaino Andoni Vivanco, remontó un 3-0 adverso en el primer set ante un jugadora potente. “Empecé nerviosa, pero luego me dije que debía ser sólida y seguir compitiendo porque el partido se iba a decidir por pequeños detalles”, comentó tras su victoria.

Su rival en la segunda ronda será un hueso muy duro, la checa Petra Kvitova, octava del mundo y que lleva una racha de catorce victorias este año en tierra. “Voy con muchísima ilusión, con mi peso de bola y siendo agresiva a mi manera puedo hacerle daño”. Kvitova sufrió mucho ayer ante la paraguaya Cepede Royg y eso le da alguna esperanza a Arruabarrena. “Confío en mis posibilidades. La semana pasada jugué en Nuremberg ante Kristyna Pliskova, que, salvando las distancias, juega parecido. Pero es un partido que voy a tener que pelear cada bola si quiero ganar”, añadió.

También estrenaron su palmarés en Roland Garros Georgina García y Jaume Munar, que además debutaban en el Grand Slam parisino. La altísima catalana se impuso a Danila Jakupovic por 6-3 y 6-4 y ahora se las verá con Caroline Wozniacki, en otro partido con poco que perder. Por su parte, el balear, delfín de Rafa Nadal en el circuito, logró “la mejor victoria de mi vida” ante David Ferrer, al que remontó dos sets en contra. “Es emocionante jugar y ganar a uno de tus ídolos”, apuntó Munar, de 21 años, cuya carrera parece coger el vuelo que se esperaba cuando debutó como profesional. Su siguiente rival será otra montaña, Novak Djokovic, que superó sin problemas el debut ante Dutra Silva. Lo mismo hizo Dominic Thiem.

Peor le fue al finalista del año pasado, Stan Wawrinka, que acusó su escasa puesta a punto y cedió en cinco sets ante el albaceteño Guillermo García-López. El campeón Rafa Nadal arrancó ante Simone Bolelli, pero su partido se suspendió por la lluvia cuando había ganado por 6-4 y 6-3 los dos primeros sets y cedía por 3-0 en el tercero. El italiano, uno de los lucky losers que ha accedido al cuadro final, estaba dando mucha más batalla de la esperada en un duelo que tendrá que reanudarse hoy. - Roberto Calvo

Secciones