nuevos modelos de consumo

Las plataformas digitales revolucionan la industria audiovisual

Netflix producirá la próxima película de Isabel Coixet y Movistar + la de Alejandro Amenábar. Las plataformas digitales están revolucionando la industria audiovisual en el Estado, un fenómeno que hoy han analizado en la sede de la Academia de Cine productores, creadores y empresarios del sector.

EFE - Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 17:25h.

MADRID. Nuevas fuentes de financiación, nuevos modelos de consumo y una oferta más diversa y segmentada son algunas de las consecuencias de la toma de posiciones de estos nuevos operadores, según los participantes, que han constatado casi con unanimidad la necesidad de adaptación del modelo actual de las ventanas de exhibición en que se basa la explotación de las obras.

Según Domingo Corral, director de ficción original de Movistar+, la llegada de plataformas como Netflix, Amazon o HBO ha sido positiva. "Creo que la competencia te hace mejor, ahora se produce más contenido, más variado y más segmentado", ha asegurado.

La plataforma de Telefónica es un ejemplo. El año pasado pusieron en marcha un ambicioso plan de producción propia de series, con el objetivo de estrenar entre ocho y diez al año, y ahora se han lanzado a la producción de películas como socio mayoritario, de la mano de Amenábar.

Gonzalo Salazar-Simpson, productor y director de la Escuela de Cine de Madrid (ECAM), ha señalado que en la escuela también se ha notado el cambio. "Antes yo llamaba a los productores para tratar de colocar a mis alumnos, y ahora son ellos quienes me llaman a mí: salen todos colocados de la ECAM".

Jorge Sánchez Cabezudo, guionista de series como "La zona" o "Crematorio", ha admitido que el abuso del 'big-data', que las plataformas y especialmente Netflix utilizan para ofrecer contenido adecuado a cada usuario, en función de su consumo, puede hacer peligrar la creatividad.

"El problema no es el big-data sino el uso que se le dé", ha manifestado al respecto Corral. "Nosotros primamos la creatividad, creemos que usar un algoritmo para hacer una serie es una receta para el fracaso".

Otro "miedo" del que se ha hablado es el de la supuesta "burbuja" de series. "También la oferta de libros es apabullante, no tienes más que pasear por la Feria del Libro, y sin embargo nadie se plantea que haya una burbuja de libros;hay que aprender a discriminar, no se trata de verlo todo", ha opinado Salazar-Simpson.

Más ha dado de sí el debate sobre las ventanas de exhibición. José Carlos Tous, CEO de Filmin (especializada en cine europeo y de autor), y Diego Rodríguez, de Márgenes (cine independiente iberoamericano) han denunciado que entre el cine y la explotación en vídeo, a menudo las películas se quedan en "un limbo" donde el usuario no puede acceder a ellas, lo que favorece la piratería.

Actualmente el sistema prevé que pasen 120 días desde que una película se estrena en cines hasta que pueda explotarse en vídeo bajo demanda (VOD, siglas en inglés), un periodo que hace años era incluso mayor.

La productora María Luisa Gutiérrez ha explicado que lo normal para una película española es que, con suerte, aguante dos meses en cartel en ciudades como Madrid o Barcelona, aunque "en general no llegan a un mes".

Tous ha apostado por lo que ha llamado "ventanas dinámicas", adaptarse a cada caso, ya que siempre hay excepciones como actualmente "Campeones" de Javier Fesser, que se estrenó el 6 de abril y sigue entre las más vistas de la cartelera.

Rodríguez ha ido más allá: "Hay que acabar con la idea de que salas de cine y plataformas compiten entre sí, cuando se complementan", ha subrayado, tras recordar que en España se producen más de 200 películas al año y que la mayoría no llegan a las salas.

"Los márgenes son el 80 % del cine español", ha destacado y ha apostado por una intensa labor de educación audiovisual desde los colegios para aprender a valorar y proteger el patrimonio cultural. "Hoy, ni Almodóvar ni Víctor Érice habrían estrenado sus primeras películas en salas de cine", ha advertido.

No han estado representados en el debate exhibidores ni distribuidores, precisamente quienes más tendrían que perder, supuestamente, con el cambio.

A este respecto, Teresa López, de Rakuten Tv, ha opinado que las salas de cine no están en peligro ni van a desaparecer y que, en todo caso, las plataformas están ocupando el lugar de la televisión tradicional, al menos en cuanto al consumo de contenidos de ficción.