CRISIS POLÍTICA TRAS ‘GÜRTEL’

Un adelanto electoral impediría la aprobación de los Presupuestos

Si Sánchez ganara la moción de censura antes de ser aprobadas las Cuentas podría retirarlas

Humberto Unzueta - Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - El pasado miércoles Mariano Rajoy sacó adelante en el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado para 2018 con los votos del Partido Popular, Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN, Foro Asturias y el PNV. Sin embargo, el trámite parlamentario no terminará hasta que el proyecto de ley sea definitivamente aprobado por el Senado. La votación en la Cámara Alta está prevista entre el 19 y el 21 de junio y el PP hará valer su mayoría absoluta para la aprobación definitiva. Incluso podría retrasarse unos días más, hasta finales de junio, si el Senado introduce algún cambio técnico en las Cuentas que luego tendría que ser ratificado en el Congreso.

Sin embargo, la moción de censura de Pedro Sánchez puede cruzarse en el camino de los Presupuestos y dejarlos en agua de borrajas. Para ello se tiene que dar una serie de carambolas que tienen que ver sobre todo con el calendario. La iniciativa con la que el líder del PSOE pretende desalojar de La Moncloa al presidente español no paraliza la tramitación de los Presupuestos.

Bien distinto sería el escenario si Sánchez ganara la moción de censura antes de la aprobación a finales de junio de las cuentas y, ya como nuevo presidente del Gobierno español, decidiera retirar el proyecto de Presupuestos. También decaería el Presupuesto si Sánchez, tras ganar la recusación, decidiera convocar elecciones de manera inmediata.

Pero esto no es privativo de Sánchez, ya que cualquier convocatoria electoral antes de que se complete el trámite presupuestario en el Senado echaría por tierra las cuentas. Por tanto, si Rajoy salvara la moción de censura, pero decidiera convocar las urnas antes de finales de junio, el proyecto presupuestario decaería y el Gobierno de turno debería gestionar el país con los Presupuestos prorrogados. De este modo, decaería el acuerdo sobre pensiones y, en lo que afecta a Euskadi, se perderían los 540 millones de euros consignados en los Presupuestos.

Si la moción de censura prosperase, Sánchez sería el presidente del Gobierno español y afrontaría un mandato breve pero con una situación compleja e inestable debido a la falta de presupuestos, si antes han decaído. El secretario general del PSOE estaría al frente de un gobierno con el mismo respaldo parlamentario que el actual, ya que la composición de ambas cámaras sería la actual hasta que se convoquen nuevas elecciones.

Nueva canarias