ezkerraldea

Tequila, Hesian y Rosario tocarán en fiestas de San Roque

La primera actuación de las fiestas de Portugalete la hará el grupo Green Valley el próximo 14 de agosto

Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Portugalete - Portugalete condensará diversos estilos musicales en los cuatro días que durarán sus fiestas de San Roque. Así, tal y como adelantó Tele 7 en la jornada de ayer, las fiestas de la villa jarrillera contarán en su programación con las actuaciones de Tequila, Rosario Flores, Hesian y Green Valley. El único de los conciertos que cuenta con fecha confirmada será el que ofrezca Green Valley el próximo 14 de agosto, horas después de que el txupin festivo estalle en el cielo jarrillero. Así, los primeros ritmos de los sanrroques de Portugalete serán los sones de esta banda conformada al 50% por alaveses y al otro 50% por catalanes.

El resto de actuaciones no cuentan con una fecha confirmada. Resta por saber qué grupo tendrá el honor de tocar en la noche del día 16, jornada grande de las fiestas de Portugalete, aunque cabe destacar que Hesian cuenta con esa fecha reservada en su agenda para actuar. Uno de los atractivos para los más ochenteros será la actuación de Tequila, emblemática banda que ha vuelto a los escenarios para enfrascarse en su gira Vuelve Tequila con la que volverán a acercar al gran público temas como Salta, Dime Que Me quieres o su conocidísimo Rock &Roll en la Plaza del Pueblo.

Por su parte, en lo que se refiere a las prefiestas que se celebrarán el fin de semana previo al comienzo oficial de las fiestas de San Roque, también habrá actuaciones musicales. Hasta la villa jarrillera llegará el grupo navarro Lendakaris Muertos, los liderados por Aitor Ibarretxe cantarán los temas de su último disco Podrán Cortar la Droga Pero No la Primavera y otros éxitos de su dilatada trayectoria como Oso Panda, Se Habla Español y Modo Dios, entre otros. El otro concierto de las prefiestas correrá a cargo de Amparanoia, rematando un programa que aúna diversos estilos musicales. - Miguel A. Pardo