accesos cerrados ayer durante 7 horas

Jornada caótica en Bilbao por el vuelco del camión en San Mamés

Un camión cargado de bobinas vuelca y se incendia en la entrada a la villa por San Mamés
Los accesos a Basurto permanecieron cerrados más de siete horas
Miles de conductores y viajeros de Termibus, afectados por el accidente

Sandra Atutxa - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - “Esto es un caos, caos y más caos”, repetía cabreado Juan, al volante de un Bizkaibus mientras intentaba acceder a Termibus desde Juan de Garay. Un camión tráiler cargado de bobinas volcó ayer a las 12.40 horas cuando entraba a Bilbao por San Mamés. El vehículo de grandes dimensiones se incendió y ocupó cuatro carriles del vial -tres de entrada y uno de salida-, lo que provocó que todos los accesos a la zona de Basurto quedaran totalmente cerrados. La jornada se volvió caótica para miles de conductores y viajeros que tenían como destino Termibus.

El siniestro provocó momentos de tensión, máxime cuando las llamas provocaron varias explosiones. Dentro de la cabina se vivieron momentos críticos, ya que el conductor, de nacionalidad portuguesa, quedó atrapado en su interior. La rápida intervención de un grupo de personas fue vital para salvarle. A mazazos y a patadas, los hombres rompieron la luna del parabrisas y liberaron al hombre, que estaba apurado dentro del vehículo. Solo presentaba heridas de carácter leve en uno de sus brazos. “Vaya nervios. Gracias a que la gente ha reaccionado rápido, si no el hombre se podría haber quemado”, relataron alumnos de Ingenieros.

La Ertzaintza abrió una investigación para esclarecer cuáles fueron los motivos por los que el camión volcó. Las hipótesis apuntan a que alguna de las ruedas pudo sufrir un reventón o que el vehículo no llevara la velocidad adecuada. También se baraja la posibilidad de que el conductor no se percatara de los coches parados en el semáforo de entrada y al dar un frenazo perdiera el control del camión. La investigación y la declaración del camionero aclararán las causas.

Sea como fuere, lo cierto es que el incidente obligó a cortar todos los accesos a la zona de Basurto, forzando a miles de conductores a modificar sus rutas y a otros tantos a esperar en el colapso que se produjo en la circulación por el centro de la ciudad. La entrada y salida por San Mamés estuvo cerrada durante más de siete horas, tiempo en el que los bomberos acabaron de apagar las llamas, fue retirado el vehículo y los operarios municipales de limpieza adecentaron el viala. Los tres carriles de salida fueron abiertos a las 19.00 horas, mientras que los tres de entrada tuvieorn que esperar hasta las 21.00 horas.

“Tenía que llegar a Basurto y no me dejaban entrar por ningún sitio”, explicó a DEIA Ana, de Barakaldo. Puente Euskalduna, cerrado;Sagrado Corazón, dirección Gran Vía, cerrado... “No sé ni las vueltas que he dado. En todas me he encontraba con la entrada cortada. Al final no me ha quedado más remedio que dejar el coche en zona de OTA en la calle Licenciado Poza e ir andando al trabajo”, añadió la joven, que tiene garaje en Basurto.

No fue la única conductora a quien se le complicó el acceso a la ciudad. Miles de conductores se vieron obligados a realizar piruetas con el coche. Janire también se las vio y se las deseó para entrar con su coche en su plaza de aparcamiento ubicado en el edificio de Hacienda. Hasta tres veces y por diferentes accesos intentó llegar a Basurto, pero fue imposible. Todo cortado. “He dado la vuelta a Euskadi y al final no he tenido más remedio que dejar el coche aparcado detrás de las torres Isozaki”, relató la mujer. Pero el problema no solo fue entrar en Bilbao, también fueron muchos los que no pudieron salir con su coche por San Mamés. Yolanda Pérez estacionó su vehículo a las 11.00 horas en el aparcamiento público ubicado en las inmediaciones de San Mamés y tuvo que regresar a Lemoa en autobús. “Me han dicho que va para largo y no puedo esperar. Ya volveré a por el coche cuando pueda”, relató.

¿Tanto tarda el bus? Mientras el vídeo del rescate del conductor del camión grabado por DEIA se hacía viral en las redes sociales, había quien se preguntaba si el autobús de Galdakao a Bilbao tardaba siempre tanto. Soraya no daba crédito a que recorrer apenas diez kilómetros se transformase en toda una odisea que duró hora y media. “¿El bus tarda siempre tanto?”, insistió desesperada. No, señora. Un camión ha volcado en los accesos a San Mamés y está cortado, le respondió una joven.

La entrada por Juan de Garay se colapsó. Para recorrer la calle Autonomía los conductores necesitaron algo más de una hora. Los chóferes que se cruzaban se intercambiaban gestos de hastío y de agotamiento. “No es normal que por un accidente se quede todo atascado. No tenemos más alternativas de salida que Zabalburu. El cuello de botella que se ha formado no da para más”, decía Ismael, conductor de la línea de Lekeitio.

A medida que avanzaba la tarde la situación fue mejorando. Carlos recogió en su taxi en San Mamés sobre las 16.00 a unos turistas para llevarles al Campo Volantín. “Ahora se circula muy bien, pero la que se ha montado”, dijo.

La operación para retirar el vehículo fue complicada ya que se necesitaron varias grúas para mover el camión. El servicio de limpieza del Ayuntamiento de Bilbao trabajó a destajo para adecuar en el menor tiempo posible la calzada y abrir la vía. “Otro día así y acaban con nosotros”, lanzó un conductor de Alsa.