Torra viaja hoy a Bruselas

El Gobierno ve viable la nueva lista de consellers de Torra y levantará el 155

El president nombra un Govern sin causas judiciales pendientes y avanza su objetivo de restituir a los presos y exiliados

Carlos C. Borra - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - El president de la Generalitat, Quim Torra, mantuvo su desafío al Estado con el nombramiento de consellers encarcelados y huidos hasta el último minuto. Pero ayer desistió y acabó firmando un nuevo decreto en el que los exconsellers en prisión -Jordi Turull y Josep Rull- y exiliados en Bélgica -Toni Comín y Lluís Puig- eran sustituidos por personas sin cuentas pendientes de la justicia. Torra dio este paso apenas unas horas después de que el Gobierno español asestara el portazo definitivo a la designación de los exconsellers en prisión y exiliados en Bélgica mediante un informe de la Abogacía del Estado. Nada más conocerse la decisión del president, fuentes de Moncloa destacaron que fue debido a su posición de “firmeza y determinación”. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, avanzó además que el Gobierno de Mariano Rajoy levantará de inmediato la aplicación del artículo 155 en Catalunya en el momento en que tome posesión el nuevo Govern. Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont dio ayer martes todo su “apoyo” al nuevo Govern. En un apunte en su cuenta de Twitter, Puigdemont dio su afecto personal a los consellers que han asumido la responsabilidad. “Mi recuerdo a los compañeros y compañeras que continúan en la cárcel y en el exilio”, agregó.

Según la nueva configuración del Govern confirmada ayer por Torra, Alba Vergés (ERC) será la nueva consellera de Salud y reemplazará al también republicano Toni Comín;Damià Calvet (Junts per Catalunya) ocupará la cartera de Territorio y Sostenibilidad en lugar de Josep Rull;Laura Borràs (JxCat) asumirá el departamento de Cultura en sustitución de Lluís Puig, y Maria Àngels Chacón (PDeCAT) se hará cargo de la consellería de Empresa y Conocimiento que dejará Elsa Artadi (JxCat). Y es que Artadi, que en el decreto de nombramiento que Torra firmó el pasado 23 de mayo figuraba como consellera de Empresa y Conocimiento y portavoz del Govern, será ahora consellera de Presidencia y portavoz, en sustitución de Jordi Turull.

El propio Quim Torra agradeció la “generosidad” de los exconsellers que finalmente no serán miembros del Ejecutivo catalán. En su discurso de clausura del premio Català de l’Any que concede El Periódico, poco después de anunciar el segundo decreto, aseguró que “mi compromiso con ellos es para siempre”. Así, avanzó que uno de los grandes objetivos de su Govern será la restitución y la puesta en libertad de los exconsellers huidos y presos. En consonancia con esta afirmación, la Generalitat anunció los nuevos nombramientos en un comunicado que dio voz a los exconsellers. Según la nota, Rull, Turull, Comín y Puig dieron “su confianza” a Torra para adoptar esta decisión y pidieron que “las instituciones catalanas se vuelvan a poner al servicio del pueblo de Catalunya lo antes posible”.

Los cuatro reafirmaron que “siempre han querido formar parte de la solución y no del problema”, que “se sienten en todo momento legitimados” y que “se sienten consellers legítimos del Govern”, por lo que “ni el torpe artículo 155 ni el mal uso que se está haciendo del Derecho y la Justicia por parte de los tribunales españoles puede disuadirlos de esta convicción”. Tras criticar el bloqueo de la formación del Govern de Catalunya, pidieron por último que “no se deje en ningún momento de reivindicar la restitución del Govern legítimo que fue destituido ilegalmente”.

Querella contra Rajoy El comunicado de la Generalitat avanzó además que el Govern entrante adoptará en su primera reunión “la decisión de interponer una querella por prevaricación contra el presidente Mariano Rajoy por impedir la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGC) del anterior decreto de nombramiento de los consellers”. Asimismo, en esa primera reunión el Consell Executiu “impugnará la aplicación del artículo 155 en su conjunto”, al tiempo que “presentará alegaciones contra la impugnación por parte del Gobierno español de once leyes de alto contenido social durante el periodo en el que ha estado vigente este artículo”.

Desde Moncloa expresaron su satisfacción por el desbloqueo de la situación. Reivindicaron su “firmeza y determinación” para defender la legalidad ya que, a su juicio, eso es lo que ha permitido que Catalunya pueda contar a partir de ahora con un Govern “en condiciones de cumplir sus obligaciones”. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, recordó que el Ejecutivo del PP siempre había reclamado que se nombrara unos consellers que pudieran ocupar legalmente sus funciones. Así, avanzó la retirada del 155 en cuanto los miembros del Govern tomen posesión de su cargo.

El paso dado por Quim Torra se produjo después de que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Roberto Bermúdez de Castro, estableciera el veto definitivo al primer Govern diseñado por el president catalán, al asegurar que “su nombramiento no tiene viabilidad jurídica”. “Atendiendo a parámetros exclusivamente jurídicos no podrán desempeñar sus funciones institucionales con arreglo a las exigencias que recoge la normativa vigente”, agregó.

en el parlament

Los nuevos consellers