ponencia de autogobierno

Podemos plantea sumar competencias sin desbordar el ordenamiento jurídico

El secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, se levanta de su escaño con la socialista Idoia Mendia a sus espaldas. Foto: Jorge Muñoz

El PSE aboga por un Estatuto que amplíe el catálogo competencial pero que tenga “pleno encaje” en la legalidad

Imanol Fradua - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - La Ponencia de Autogobierno quema hoy una nueva etapa con el debate sobre el Título Competencial del nuevo Estatuto cuando las cinco formaciones del Parlamento Vasco se sienten hoy a plantear sus propuestas. Con un documento de síntesis elaborado por el PNV sobre la mesa, Elkarrekin Podemos dio ayer a conocer su propuesta, en la que plantea “explorar al máximo las potencialidades del actual ordenamiento jurídico”, aunque “sin desbordarlo”. La coalición morada aspira a que Euskadi amplíe su catálogo de competencias, pero sin rebasar los límites que fija la Constitución.

“Dotarnos de un nuevo Estatuto respetando los procedimientos y el marco legal, y el compromiso de que su espíritu y contenido sea respetado en las Cortes, podría representar el punto de inflexión al que una mayoría de la sociedad vasca aspiramos”, asevera el documento de cinco páginas que Elkarrekin Podemos planteará hoy a PNV, EH Bildu, PSE y PP. En definitiva, plantean que el incumplido Estatuto de Gernika sea completado.

Está por ver hasta dónde alcanzará el entendimiento entre partidos en materia competencial pero a priori no debería ofrecer mayores problemas teniendo en cuenta que existe un amplio consenso sobre el pleno cumplimiento íntegro del Estatuto. El derecho a decidir y la relación bilateral y confederal con el Estado ha estado sobre la mesa en anteriores capítulos de la Ponencia de Autogobierno, como la elaboración del Preámbulo y del Título Preliminar, y se ha zanjado con una alianza entre nacionalistas, PNV y EH Bildu, y la negativa a última hora de Elkarrekin Podemos, socialistas y populares.

Con sus cartas boca arriba, Elkarrekin Podemos apunta en sus consideraciones previas a una de los mantras y aboga por primar lo social a la “acumulación de poder” a través de competencias. El modelo organizativo territorial debe responder “en primer lugar y de forma incuestionable al objetivo político de mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía”. Del mismo modo, ahonda en que “todas y cada una de las competencias que ejercemos desde Euskadi deben estar vinculadas a un cómo y a un para qué social”. Los mecanismos de relación con el Estado serían el federalismo dual y el federalismo cooperativo, de forma que se establezcan ámbitos para el ejercicio de competencias en régimen de exclusividad y otras en régimen de cooperación. Bajo este prisma se podría superar, a juicio de Elkarrekin Podemos, la “ola recentralizadora de las últimas legislaturas”. Otra clave sería el blindaje de las competencias. “Es preciso establecer más y mejores herramientas que blinden el ejercicio de nuestro autogobierno de lecturas e impulsos recentralizadores”, concluye.

Propuesta del PSE Aunque registrara su proposición el pasado miércoles, ayer se conocieron las claves de la hoja de ruta competencial que maneja el PSE. Con similitudes a las posiciones expresadas por Elkarrekin Podemos en cuanto a su encaje legal y a los límites del nuevo Estatuto, los socialistas no desechan que la CAV se haga con nuevas competencias adaptadas a la realidad actual, pero siempre que tengan “pleno encaje constitucional”. De hecho, los socialistas alertan del cisma que generaría traspasar las lindes de la Constitución “a través de un Estatuto asumiendo competencias que no les corresponden”, lo que redundaría en una imprevisible litigiosidad ante el Tribunal Constitucional.

Bajo el argumento de que existen nuevas materias que no están incluidas en el Estatuto de Gernika que el año próximo cumplirá cuatro décadas de vigencia, el PSE concluye que es posible aumentar la masa competencial explorando compartir con el Estado la asunción de ámbitos y servicios que ya se expusieron en el informe elaborado en septiembre de 2017 del Gobierno vasco, que cuantifica en 37 las competencias aún pendientes de traspaso. Por último, y según fuentes socialistas consultadas por este periódico, confían en una nueva reorganización de las competencias y establecer “filtros” como una comisión bilateral de cooperación entre administraciones y encomendar a los senadores elegidos por el Parlamento Vasco una labor de “cribado competencial” durante la tramitación de leyes en la Cámara alta.

Encargado de elaborar un documento de síntesis de las propuestas competenciales expuestas por todos los partidos tras la reunión de la semana pasada, el PNV plantea hoy ¡su documento propio, que no diferirá de los planteamientos de las líneas maestras que trasladó para el preámbulo y el título preliminar. EH Bildu y PP de la CAV harán lo propio.

Secciones