Gorliz pone en marcha mañana la OTA hasta finales de septiembre

Los residentes pagarán en los dos aparcamientos: uno, de mayor rotación, mientras en el otro, el coche puede estar todo el día

Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Gorliz - La temporada de playas, al menos la teórica, se estrena con novedades en Gorliz. Mañana entrará en vigor por primera vez en el municipio la OTA y lo hará hasta finales de septiembre. Así que este año, los vehículos que estacionen tanto en los dos aparcamientos del entorno del arenal como en cualquier calle de la localidad tendrán que pasar por el parquímetro.

De este modo, el Ayuntamiento ha establecido un sistema de tarificación por fracciones de treinta minutos -la primera media hora es gratis- con una duración tope de doce horas. Las calles interiores son zonas azules de rotación y allí el máximo permitido es de cuatro horas. Las vías que bajan hacia la playa son área verde, lo que autoriza a dejar el coche medio día por 5 euros, y 8 por la jornada completa. Este mismo coste y circunstancias tiene estacionar en los aparcamientos de Astondo y Busterri. Más concretamente, los precios son los siguientes: en la zona azul, de treinta a sesenta minutos hay que pagar 70 céntimos;de sesenta a noventa minutos, 1,40 euros;de noventa a 120, 2 euros;de 120 a 150 minutos, 2,50 euros, de 150 a 180 minutos, 3,50 euros y, de 180 a 240 minutos, 4,50 euros.

En el caso de la zona verde, dejar el automóvil desde las 9.00 hasta las 15.00 horas o desde las 15.00 hasta las 21.00 horas costará 5 euros, y el día completo, 8 euros.

Todos estos abonos se aplicarán durante los siete días de la semana, de 9.00 a 21.00 horas.

Los residentes en Gorliz están exentos de la OTA en las calles de la localidad, no así en los dos aparcamientos, que disponen de líneas rojas que indican que todo el mundo, sea de donde sea, debe acudir al parquímetro. Las personas con segunda vivienda en Gorliz -algo muy habitual- no se libran de pagar por aparcar, pero pueden obtener dos tarjetas como usuarios de alta frecuencia por 30 y 50 euros, que les permitirán aparcar en las zonas verde y azul. Es decir, las personas que no viven en el municipio durante todo el año, pero sí durante el periodo estival y que abonan el IBI de esa vivienda en Gorliz pueden hacerse con alguno de estos dos bonos. Para ello no es necesario que estén empadronados. En este caso, también los parientes de primer grado con el propietario pueden lograr estas tarjetas. Por ejemplo, el hijo cuyo padre es el dueño del domicilio. Asimismo, trabajadores de Gorliz pero que viven en otros lugares reclaman al Consistorio que puedan ser beneficiarios de estos bonos de usuarios de alta frecuencia, tal y como comentaron ayer a DEIA.

Así las cosas, Gorliz tendrá desde mañana una OTA que afectará a 52 calles de la localidad y a dos aparcamientos, con 3.111 plazas. Hay ya medio centenar de parquímetros instalados y el pago podrá realizarse con el móvil. - M. Hernández