garantizar su supervivencia

El Bilbao Basket trabaja en un escenario de Leb Oro

La entidad de Miribilla se verá obligada a afrontar los próximos meses otro importante reajuste económico para garantizar su supervivencia

Jon Larrauri - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - O Liga Endesa o nada. Este fue el mensaje trasladado desde la planta noble de Miribilla a los jugadores y el cuerpo técnico del Bilbao Basket dos días después de que se consumara el descenso de los hombres de negro aquel 13 de mayo tras caer en casa ante el Baskonia. En aquel primer encuentro, las posibilidades sobre el futuro de la entidad se resumieron de esa forma tan radical atendiendo a las posibilidades de viabilidad, escasísimas, de un club que vuelve a verse ahogado por el factor económico. O la élite o la persiana abajo, se vino a decir sin dejar posibilidad al término medio, a la LEB Oro, a continuar el proyecto en la categoría a la que su calamitosa temporada deportiva -tanto en las canchas como en los despachos- le había llevado.

Dos semanas después de aquella primera reunión, lo que amenazaba con un todo o nada parece que quedará en un término medio, al menos desde el punto de vista de las intenciones. Hace ya días que el Bilbao Basket trabaja sobre el escenario de competir la próxima temporada en la segunda categoría del baloncesto estatal. A lo largo de estas dos semanas, los responsables del conjunto vizcaino han mantenido diversos encuentros con los actores económicos que han respaldado su proyecto y con las instituciones, han expuesto la situación financiera de la entidad y las posibles salidas que ven y han llegado a la conclusión de que ese escenario de LEB Oro que descartaron en un principio podría ser el más conveniente para un Bilbao Basket en clara cuesta abajo institucional y que podría necesitar dar un paso atrás para volver a solidificar sus cimientos, demasiado endebles últimamente.

Eso sí, para convertir en realidad esa intención de competir el próximo ejercicio en LEB Oro, el Bilbao Basket necesitará otro importante reajuste económico debido a la importantísima deuda que arrastra y que está temporada ha vuelto a crecer como consecuencia de los cambios de jugadores y entrenadores que tuvo que hacer sobre la marcha y otros imprevistos. Ante este panorama, el club ya tenía decidido hace dos semanas recurrir a un preconcurso de acreedores -ya lo hizo hace cuatro años- que debería estar ya en marcha o tendría que entrar en funcionamiento de inmediato. Así las cosas, la planta noble de Miribilla tendrá un plazo de tres meses para renegociar cantidades y plazos de pago con sus acreedores. Si no consigue sanear sus cuentas, recurrir a un concurso de acreedores empujaría al club al abismo.

En su reciente visita a Bilbao, Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto, apuntó que la LEB Oro no debe ser vista como “un drama, sino que puede servir para rehacerse, para regenerar un proyecto. De los malos momentos pueden surgir oportunidades”. Para inscribirse, el plazo estará abierto hasta la segunda semana de julio, el club debería depositar un aval que este curso fue de 150.000 euros y abonar otra cuota de 36.000 antes de finales de septiembre.