Ander Murillo | aek larnaca

“Es todo un éxito ganar un título en mi último partido como futbolista”

Ander Murillo.

Ander Murillo se llevó la Copa de Chipre con el AEK Larnaca y, horas después, aceptaba ser su director deportivo. Su primera decisión: fichar a Andoni Iraola como técnico

Una entrevista de Nagore Marcos - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Ander Murillo (Donostia, 1983) colgó las botas como lo hacen los grandes: con un título. El ex del Athletic levantó hace dos semanas la Copa de Chipre con el AEK Larnaca, equipo en el que militó en las últimas siete temporadas y con el que, además, ha conseguido clasificarse para la segunda ronda de la Europa League. Sin embargo, después de ello, abandonó el césped para entrar en los despachos como el nuevo director deportivo del club chipriota. En un proceso rapidísimo, Murillo no tardó mucho en tomar su primera decisión y fichó a Andoni Iraola como nuevo técnico del AEK.

No muchos futbolistas pueden retirarse con un título.

-Me siento un afortunado porque mi último partido haya sido una final y porque encima la he ganado con un club como el AEK, en el que no es fácil ganar títulos. Para mí ha sido un éxito grandísimo a nivel personal, un gran final.

¿Cómo ha sido la decisión de abandonar el verde para ser director deportivo?

-Es una decisión que tomé unos días atrás. El antiguo director deportivo del club, Xavi Roca decidió acabar su aventura en el AEK y me comentaron la idea de sustituirle. La verdad es que este trabajo es algo que siempre me ha llamado la atención y este año ha sido muy complicado para mí en cuanto a lesiones y molestias.

¿Le pedía el cuerpo una retirada?

-En cierta manera sí. Tenía un año más de contrato como jugador, pero esta temporada el cuerpo me estaba dando avisos serios. Cada vez me costaba más levantarme al caer, llegaba justo a los partidos y tenía muy poca continuidad. Tampoco quería engañar a nadie. Me propusieron la posibilidad de dedicarme a la dirección deportiva y lo acepté porque era lo mejor.

¿Es un chasco abandonar como jugador justo cuando su equipo está en el mejor momento de su historia?

-No es un chasco porque lo veo como un reto. No me ha dado pena porque no tengo nada que demostrarme. Llevo muchos años jugado al fútbol, he jugado en Primera y en Europa, he estado con la selección sub’21 y he ganado un título con ella. He estado cedido y he conocido otros vestuarios de la liga española y luego me vine a Chipre, donde he tenido un papel importante en el equipo. Estoy muy satisfecho con mi carrera como futbolista y tenía muchas ganas de aceptar el reto de la dirección deportiva.

Así que no se pensó mucho la oferta.

-No. Es una buena oportunidad de seguir haciendo cosas importantes, pero desde el otro lado del fútbol.

¿Y qué puede aportar usted desde los despachos?

-Muchísimo trabajo y muchísimas horas de calidad. Tengo la ventaja de que conozco a todos los futbolistas porque han sido mis compañeros. Conozco lo que pueden dar.

Su primera decisión como director deportivo fue fichar a Andoni Iraola como nuevo entrenador. ¿Por qué se decantó por él?

-Lo que más juega a favor de Andoni son las ganas que tenía de venir, la ilusión y la decisión que tuvo desde que se lo comenté. Confío plenamente en él porque le conozco y sé cómo ha sido como futbolista y sé cómo va a ser como entrenador. Es cierto que hay que ayudarle para que se sienta como en casa, pero no creo que eso sea problema porque tenemos un club muy estable y estructurado que facilita cualquier trabajo. Las cosas irán bien.

¿Que le conozca por su pasado en el Athletic jugó a su favor?

-Siempre he dicho que Andoni ya era entrenador dentro del campo, desde su etapa como jugador y sobre todo en sus últimos años. Por eso, desde mi experiencia, no tengo ninguna duda de que lo hará bien. Además, creo mucho en la gente que viene por detrás. Soy partidario de la savia nueva porque creo que la ilusión y las ganas mueven las cosas hacia los objetivos. Y Andoni tiene esas ganas, ese hambre, de querer ser mejor. Quiere ser un gran entrenador y nosotros vamos a ayudarle.

¿Cómo va a ser el AEK que quieren construir?

-Eso es más una pregunta para el entrenador, pero es cierto que el club viene de una filosofía de juego de querer ser protagonista, de intentar que pasen cosas a nuestro favor e intentar jugar siempre en campo contrario. Por eso también escogí a Andoni, porque mantenemos la misma idea del fútbol que queremos hacer. Pero lo más difícil no es decirlo, sino hacerlo. Ver cómo podemos conseguir ese fútbol, entrenarlo y, sobre todo, convencer a los jugadores de que esa es la manera adecuada para ganar los partidos.

¿Van a realizar muchos cambios?

-No. Por lo menos yo creo que el equipo tiene buena base y no necesitaremos muchos refuerzos, pero sí intentaremos que los fichajes que vengan sean buenos en calidad, carácter y rendimiento.

¿Qué expectativas tiene para la próxima temporada?

-El objetivo es introducir la mentalidad de que podemos ir a por todos los partidos de la temporada. Sabemos que en realidad es imposible ganarlos todos porque siempre hay rachas malas, empates que no esperas y tropiezos. Pero queremos transmitir que podemos pelear por todas las competiciones y que, por eso, cada partido es importante. Luego los objetivos irán viniendo solos, pero somos ambiciosos.

El cuarto puesto liguero esta temporada les permite jugar la segunda ronda de la Europea League, ¿es factible llegar a la fase de grupos?

-Este año la Europa League está complicada porque equipos muy fuertes empiezan en la segunda ronda y, según el coeficiente de la UEFA, somos el equipo más débil. Pero somos ambiciosos porque en casa somos fuertes. Sabemos que es complicado venir a nuestro campo como visitante. De hecho, el año pasado solo perdimos un encuentro en toda la temporada.

Así que va a ser un año bonito para el AEK.

-Sin duda. Va a ser una temporada muy ilusionante porque la empezamos con la Supercopa de Chipre y poder comenzar el año con la disputa de un título es algo increíble para este club.

Ahora que tiene nuevo cargo y ha vuelto a entablar lazos como un excompañero como Iraola, ¿se plantea su futuro en el Athletic?

-No. Llevo dos semanas como director deportivo en el AEK y no me planteo mi futuro porque no tiene sentido hacerlo. Solo quiero mejorar, adaptarme a mi nueva posición, recoger información y ganar experiencia. Luego, el tiempo me pondrá en mi lugar.

Secciones