La frontera de Gaza con Israel recupera una frágil calma

Tras el disparo, por parte de las milicias palestinas, de más de un centenar de misiles contra el territorio israelí

Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Ein Hashlosha - Una frágil calma regresó ayer a la frontera de Israel con Gaza tras la escalada de tensión de las últimas horas en la periferia del enclave palestino, desde donde milicias dispararon más de un centenar de proyectiles en menos de 24 horas, respondidos con más de sesenta bombardeos del Ejército. El zumbido permanente de un dron de vigilancia rompe el silencio del kibutz Ein Hashlosha, fundado en los años 50 por un grupo de uruguayos y argentinos de origen judío. En este lugar, donde viven unas trescientas personas, impactó ayer un mortero procedente de Gaza sobre una guardería, minutos antes de que se llenara de niños, por lo que solo resultó herida leve una persona por las esquirlas.

“Lo que pasó ayer no fue algo excepcional. Sucedió muchas veces en otras épocas y de forma muy frecuente”, explica Yehuda Kedem, quien emigró de Buenos Aires hace 65 años para convertirse en un “pionero” de esta colonia, que describe como “una isla de vida en el desierto”.

“Pasado el momento de emergencia se vuelve a la rutina, no es algo excepcional y aquí el espíritu y la moral siempre es alto”, apunta este anciano de 87 años y bromea al señalar que en Ein Hashlosha solían decir con humor “los primeros cincuenta años son difíciles pero después uno se acostumbra”.

El proyectil que cayó en la guardería fue solo uno de los varios que llegaron a territorio israelí, donde se evitó el impacto de cerca de cuarenta disparos interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro.

Los movimientos islamistas Hamás y Yihad Islámica reivindicaron la autoría de los lanzamientos, que continuaron hasta las 5.00 de la madrugada de ayer, aunque el Ejército israelí responsabiliza a los primeros por ser quienes controlan de facto la Franja desde 2007. - Efe