NUEVO INQUILINO DLE BANQUILLO ROJIBLANCO

Berizzo estaba obligado a venir

Su admiración hacia “el sentimiento Athletic” ya le indujo a asesorar a Bielsa para que recalase en Bilbao

“He absorbido mucho de Marcelo, pero cada cual agrega a su método la personalidad que tiene”“Saben que no ha sido la mejor temporada que se podía realizar, lo que nos invita a una reacción”


José L. Artetxe - Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 09:16h.

BILBAO. “Ninguna”. Con esta respuesta cerró Eduardo Berizzo su primera rueda de prensa como responsable del Athletic. Una sola palabra para responder a dos cuestiones: no tuvo dudas al conocer la oferta de Josu Urrutia, tampoco por el hecho de firmar por un año. Ahora bien, si Berizzo viene al Athletic es por la sencilla razón de que no podía desoír su llamada. Según trascendió por una anécdota relatada por Josu Urrutia, que él mismo confirmó, estaba moralmente obligado a ocupar el banquillo de San Mamés en el caso de que, como ha ocurrido, fuese reclamado. Cuando Marcelo Bielsa se debatía entre aceptar o no venir a Bilbao, fue Berizzo quien le despejó el panorama con un “tire, que es un equipo de puta madre”. Así que después de haber aconsejado a quien considera su principal referente profesional, cómo iba a negarse a seguir sus pasos.Si se atrevió a asesorar a Bielsa fue porque a su entender existen razones de peso para formar parte del Athletic: “Me trajo la ilusión de pertenecer a un club como este. Cuando uno viene aquí como rival siente una atmósfera especial, una energía, un club con una determinada idiosincrasia y filosofía que ha generado un alma, y esa es la razón principal por la que he venido. Quiero ser parte de ese sentimiento. Hay también razones técnicas, de creer en la plantilla que existe, en las posibilidades futbolísticas de poder ganar a todos. Y también afectivas, por haber escuchado el consejo de mucha gente que me ha recomendado estar aquí”.La figura de Bielsa planeó a lo largo de toda la comparecencia de Berizzo. Este confesó que le ha consultado y asimismo reveló que se ha apoyado en el criterio del difunto Luis Bonini, ayudante del rosarino en su etapa en Lezama, y que ha charlado con Ernesto Valverde. De entrada, aseguró Berizzo que no está en condiciones de equipararse al “constructor de mi manera de entrenar”: “Siento decepcionar porque siempre estaré en desventaja con respecto a él. Estoy muy empapado de sus ideas futbolísticas y me unen muchas cosas a su persona. Lo he disfrutado siendo su jugador y siendo su ayudante”. Apuntó en tono jocoso que en este tiempo ha acortado la distancia que le separa de su maestro y que confía en acortarla aún más, pese a que vea a “Marcelo cada vez más inteligente y a mí, cada vez más torpe”.Sobre si había recibido información directa de Bielsa sobre la plantilla, explicó: “Me ha hablado de los futbolistas. El tiempo ha transcurrido, pero su idea ayuda a la construcción mental de lo que uno va a encontrarse. He visto mucho jugar al Athletic, tengo mi propio conocimiento de todo este tiempo. Debemos ajustar la mirada para que todos se sientan protagonistas y desafiados a comprometerse cada vez más con el equipo y a jugar cada vez mejor”. Afirmó haber visto la totalidad de los partidos del Athletic en el último año y haber seguido las andanzas del filial.Admitida su estrecha vinculación al rosarino, Berizzo dijo: “Cada entrenador tiene una personalidad. Ninguno puede entrenar como lo hace otro. He absorbido mucho de Marcelo, pero cada cual agrega a su método y a su plan la personalidad que tiene. Un entrenador consigue cosas cuando es fiel a sí mismo”. Para zanjar lo que llevaba camino de convertirse en monotema, remató así: “Pensaba dejarles el teléfono de Marcelo y cuando perdamos le llaman, ¿qué les parece? Contestando en serio, es un lugar común y las comparaciones son inevitables”.ATAQUE CONSTANTE“Por respeto” no quiso valorar desde una perspectiva técnica la etapa de José Ángel Ziganda. Opinó en calidad de “mero espectador”: “Todas las decisiones tomadas anteriormente estaban basadas en una información que yo no manejo. Todo el mundo siente que no ha sido la mejor temporada que se podía realizar, lo que nos invita a una reacción”.Sobre el estilo de juego que pretende: “Me encantaría ver un equipo protagonista, que va a por el rival y se instala en campo rival, que manda en el partido a partir del balón. Creo mucho en atacar continuado y para eso es necesario tener un sistema defensivo para atacar con seguridad. Me encanta ver a mi equipo moverse y tener imaginación en ataque. Creo mucho en la idea colectiva del juego, respetando los talentos individuales puestos al servicio del equipo. Esta manera de pensar coincide con la filosofía del Athletic, que gana como equipo, como público y como estadio. Todo aficionado exige un comportamiento que le represente. No hay equipo desconectado de su afición”.Sobre la plantilla, apuntó: “Ofrece un equilibrio de veteranos y jóvenes que puede ser una gran simbiosis. Construir una idea colectiva de juego entre todos es mi desafío y el desafío al que voy a someter a mi plantilla, que sea un equipo que no tenga ninguna edad sino la única ambición común de ganar al rival que haya enfrente”. Declaró que Ander Capa y Cristian Ganea le “agradan” y que no ha solicitado ningún fichaje concreto. A fin de no profundizar más en valoraciones sobre el grupo apeló a su condición de recién llegado: “Debo hacer una evaluación de todo en estos días”.