El callejón de las botxerías

Un rotundo y peligroso hijo de perra salta a escena

Por Jon Mujika - Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

ESCIPIÓN, el joven poeta, navega entre las aguas de la compasión y los manglares del odio: Calígula, al que admira, mató a su padre. Es una de las escenas majestuosas de Calígula,la legendaria pieza de Albert Camusque, en versión de Mario Gas,un director con mayúsculas, asombró ayer en el Teatro Arriaga. Escipión es Bernat Quintanay Calígula, Pablo Derqui.Solo el precioso diálogo final de Cesonia (Mónica López) y Calígula vuela más alto en toda una obra donde se desgrana la maldad en estado puro. Tanto, que parece una orgía. A ojos de Camus -y parece, por las noticias que nos llegaron de la vieja Roma...-, Calígula es un rotundo y peligroso hijo de perra. Ayer saltó a escena en Bilbao y la inmensa mayoría de los presentes parecían pensar lo mismo.

Además del dramaturgo francés, el director montevideano y los actores y actrices ya citados el elenco que pisó las tablas fue magnífico. Entre ellos se encontraban Borja Espinosa, David Vert, Pep Ferrer, Pep Molina, Anabel Morenoy Ricardo Moya,entre otros. Mejor que uno, con palabras más justas y hermosas, explica la obra el propio Camus. “Obsesionado con la búsqueda de lo absoluto, envenenado de desprecio y horror, intenta ejercer, a través del asesinato y la perversión sistemática de todos los valores, una libertad que finalmente descubre que no es buena (...). No se puede destruir todo sin destruirse a sí mismo. Por eso Calígula desaloja a todos los que le rodean y, fiel a su lógica, hace lo necesario para armar a aquéllos que finalmente lo asesinarán. Calígula es la historia de un suicidio superior.”

Con toda esa intensidad, vivieron de cerca todo este drama los presentes, desde el crítico teatral Javier Reinohasta Carlos Cela,pasando por Koldo Narbaiza, Paloma Elizegi, Aitiziber Arana, Ibone Uriarte, Cristina Muñoz, Alazne Agirre, Begoña Granados, José María Bilbao,el poeta gráfico y hombre de polifacética cultura;Mikel Jauregi, Yolanda Cangas, Maite Lozano, Vicente Reyes, José Luis Garate, Nekane Muguruza, Ainhoa Hernández, José Antonio García,enamorado del cruel personaje romano;Ane Miren Uribe, Jon y Miren Leonardo, Begoña Urrutia, Jaime Ayestarán, Patricia Marañón, Jesús Zulueta, Raquel Martín, Ana Abásolo, Agurtzane Guarrotxena, Pilar Asensio, Marian de Prado, Carmen Gil, Alberto Cortés, María Palacio, Izaskun Manterola, Joserra Garay, Beñat Álvarez, Gontzal Etxebarria, Elena Ortuzar, Igone Aretxabaleta, José Luis Trincado, María Begoña Orube, Andoni González, Miguel Ángel Ortiz, Javier Mendoza, Begoña Salinasy toda una nube de aficionados al teatro que acudían con la expectación de vivir en primera línea de fuego el derroche de maldades de uno de los más sanguinarios emperadores de Roma.

La obra, hay que decirlo para los amantes de las escenas gore,duele más de palabra que de obra. No en vano, es una sucesión de diálogos, lo que los ingleses llaman una conversation piece.Pero si uno presta atención a lo que escucha aterra más que mil imágenes.